Libertad con fianza para el carcelero de la farmacéutica de Olot

Con la puesta en libertad de Sebastià Comas, apodado Iñaki, que ayer fue excarcelado tras pagar una fianza de un millón de pesetas, han dejado la cárcel todos los secuestradores confesos de la farmacéutica de Olot Maria Àngels Feliu. Comas actuó como carcelero de la farmacéutica.

La resolución de la Audiencia de Girona, como en las recientes excarcelaciones de los demás participantes en el secuestro no político más largo de la historia reciente de España, se basa en la inexistencia de riesgo de fuga del acusado y revoca la decisión del juzgado de Olot de prolongar la prisión. La ley establece que los acusados en espera de juicio con más de dos años de prisión preventiva deben ser excarcelados.

Curiosamente, Comas ha sido el último de los secuestradores confesos en salir de la cárcel, pese a que fue definido por la Guardia Civil como 'el menos malo entre los malos'. Comas podrá permanecer libre hasta el mismo día del juicio. Entre las medidas cautelares dictadas por la Audiencia de Girona se incluye la prohibición de acercarse a Feliu y sus allegados, así como la obligación de presentarse ante el juzgado periódicamente.

La puesta en libertad de Comas ha venido precedida de las de Antoni Guirado, ex policía local de Olot; Ramon Ullastre, ex vigilante de Sant Pere de Torelló, y Josep Lluís Paz, dueño de un bar musical.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de mayo de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50