Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE de Huelva advierte del peligro de una crisis interna

Los socialistas de Huelva apostaron por la cohesión en el comité provincial celebrado anoche en Valverde del Camino, al que asistieron unos 250 militantes. El secretario provincial, Javier Barrero, y el consejero de Asuntos Sociales de la Junta, Isaías Pérez Saldaña -que compitió con Barrero en el último congreso provinciales-, coincidieron en un mensaje de unidad, pero a la vez alertaron del riesgo de una fractura interna.

Pérez Saldaña expresó su desacuerdo con el alcalde de Ayamonte, Rafael González, quien el lunes dimitió de su cargo en la ejecutiva provincial por sus discrepancias con Barrero. El consejero indicó que los desacuerdos hay que expresarlos en el seno de los órganos del partido y no airearlos fuera. Pérez Saldaña coincidió con Barrero en los principales mensajes dirigidos a los militantes: el PSOE es el único partido con un proyecto serio para Huelva y el que representa los intereses de la provincia.

Las críticas de Pérez Saldaña se dirigieron a los matices. 'A veces hay una falta de diálogo entre la ejecutiva y los compañeros que no están a gusto', dijo. Para el consejero, 'el PSOE de Huelva tiene militantes con alma, pero hace falta que sus principales dirigentes den calor a la organización'.

El vicesecretario provincial, José Cejudo, cargó contra el PP de Huelva del que dijo que 'no gobierna, sino confronta'. En opinión de Cejudo, 'el PP no es un partido, sino una alianza de intereses'.

La ejecutiva del PSOE onubense estudiará la próxima semana la expulsión del alcalde de Huelva, José Villalba, por las críticas que ha formulado en público por la falta de apoyo de la Junta a la comarca y por los ataques a la dirección provincia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de mayo de 2001