Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos socialistas de Madrid se dan de baja antes de que los suspenda la ejecutiva

Los militantes socialistas Virgilio Cano y Fernando Sánchez, que están acusados de presunto cohecho por la dueña de un prostíbulo, pidieron anoche por carta a la ejecutiva regional de Madrid que tramite su baja 'cautelar' como militantes, según fuentes de la Federación Socialista Madrileña. Con esta actitud se adelantan dos días a la intención de la ejecutiva federal del PSOE, que iba a tomar precisamente esa medida.

Ayer hubo un cierto forcejeo entre la ejecutiva federal del PSOE y la regional de Madrid a propósito de la mayor o menor celeridad para proceder a la suspensión cautelar de militancia de Virgilio Cano, vicepresidente de Telemadrid y ex consejero de Cooperación, y el concejal Fernando Sánchez.

Los socialistas madrileños se resistían a actuar con la premura que les pedía la dirección federal y ayer se negaron a suspender de militancia, siquiera cautelarmente, a Cano y a Sánchez, concejal en el distrito de Latina. El secretario general de la Federación Socialista Madrileña (FSM) había explicado que la ejecutiva federal no suspendería de militancia a Cano ni a Sánchez mientras los jueces no determinasen si hay 'indicios suficientes' del presunto cohecho del que se acusa a ambos. Pese a la iniciativa de Cano y Sánchez, la comisión federal de ética se reunirá mañana para tratar el asunto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de abril de 2001