Los suizos votan hoy contra una adhesión inmediata a la UE

Suiza decide hoy en referéndum si quiere iniciar negociaciones inmediatas para su adhesión a la Unión Europea (UE). En esta consulta, los electores se pronunciarán sobre la iniciativa popular denominada 'Sí a Europa' para el acceso inmediato a la UE. El Consejo Federal (Gobierno suizo) está en contra de ella, al igual que la mayoría de los medios económicos del país, por considerarla precipitada. Según las últimas encuestas, los votantes también la rechazarán: el 58 % está en contra de la apertura inmediata de negociaciones para la adhesión, y el 32%, a favor.

El sistema de democracia directa establece que los ciudadanos pueden votar sobre cualquier asunto a través de las iniciativas populares, que, para ser admitidas a trámite, deben recoger 100.000 firmas entre la población. La iniciativa 'Sí a Europa' fue presentada en 1996 por el grupo Nuevo Movimiento Europeo Suizo (NOMES), encabezado por el consejero nacional (diputado) del Partido Radical Marc Suter, y que reúne un conglomerado de grupos sociales y representantes políticos proeuropeos. Un tercio de los ciudadanos helvéticos se declaran partidarios del ingreso de su país en la UE, pero el debate se centra ahora en cuál debe ser el momento adecuado para emprender el camino hacia la Europa de los Quince.

Más información

Los integrantes de NOMES saben que tienen muy difícil la victoria, e incluso se plantearon retirar la iniciativa, pero, según Suter, 'la votación servirá para abrir un debate rico y positivo sobre el lugar de Suiza en una Europa en proceso de cambio'.

'Momento equivocado'

El Consejo Federal es el primero en oponerse a la iniciativa porque considera que no es el momento adecuado para emprender el proceso de adhesión, pues 'el pueblo helvético aún no está preparado para dar ese paso'. Para el ministro de Asuntos Exteriores, el proeuropeísta Joseph Deiss, la iniciativa es 'una cuestión equivocada en un momento equivocado'. El Gobierno helvético tiene entre sus objetivos estratégicos la adhesión a la UE, pero su intención es impulsar las negociaciones en la próxima legislatura (2003-2007), para llegar a la unión a finales de esta década. Suiza presentó su candidatura a la UE en 1992, pero fue congelada meses más tarde cuando el pueblo rechazó el ingreso en el Espacio Económico Europeo (EEE).

La Confederación Helvética y la UE concluyeron el año pasado unos acuerdos bilaterales de cooperación económica, que para los opositores a 'Sí a Europa' habrían nacido muertos si ahora se da el paso de la adhesión definitiva.

Los medios económicos helvéticos también se han pronunciado mayoritariamente en contra de la votación una vez que los acuerdos bilaterales le han abierto el mercado comunitario, pues la adhesión crearía una presión fiscal suplementaria y pondría en peligro el secreto bancario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 04 de marzo de 2001.

Lo más visto en...

Top 50