Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inspección de Educación concluye que el jefe de estudios del instituto Valdebernardo no maltrató a ningún alumno

La inspección de la Consejería de Educación ha salido en defensa de Miguel Ángel G., jefe de estudios adjunto del instituto Valdebernardo, contra quien 54 alumnos del centro firmaron una denuncia por supuestos malos tratos físicos y psíquicos ante el Defensor del Menor. El denunciado, catedrático de Lengua y Literatura con 25 años de experiencia en la docencia, 'está comprometido con su función y cumple escrupulosamente y con el rigor que procede, según los casos', reza el informe elaborado tras una investigación desarrollada en el propio instituto. Y añade: 'En ningún momento ha maltratado ni física ni psíquicamente a ningún alumno, ni los ha tratado de forma vejatoria'.

La inspección asegura que las denuncias contra el jefe de estudios adjunto 'provienen de actuaciones de corrección de conductas lesivas para la convivencia en el centro'. Y se basa para ello en la reunión que mantuvo con la asociación de padres (APA) del instituto, que ya había manifestado que las firmas de los menores estaban 'manipuladas'. A este respecto, el secretario del APA, Antonio Forjas, señaló que las firmas se recogieron en las hojas de un cuaderno que 'no llevaba ningún tipo de encabezado' y sin que los alumnos supieran a qué se iban a destinar.

El informe de educación reconoce 'el caos' que se produjo al haber comenzado el curso con las obras sin finalizar, y aclara que la mayor parte del alumnado -160 estudiantes de secundaria, de los cuales el 35% necesita clases de apoyo- 'se incorporó por desviación de otros centros sin plaza y por realojo de familias'. 'El caos (...) fue resuelto progresivamente por la actuación eficiente del equipo directivo, del que ha sido puntal fundamental el jefe de estudios', añade el texto.

El defensor del Menor, Javier Urra, aseguró que la investigación sigue abierta, ya que los chavales a los que ha preguntado han ratificado su denuncia, y adelantó que tiene una segunda carta, promovida por una madre y suscrita por 144 alumnos. El próximo lunes Urra enviará un documento a la Dirección del Área Territorial Centro en la que pone de manifiesto que 'hay indicios para que el servicio de inspección abra expediente disciplinario'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de marzo de 2001