Iker Sarriegi queda en libertad tras declarar como imputado

La juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios

decretó ayer la prisión provisional eludible bajo fianza de un millón de pesetas de Enaut Lerma, detenido en el curso de la operación contra el comando Ttotto de ETA, en tanto que el ex jugador de la Real Sociedad, Iker Sarriegi, quedó en libertad tras declarar como imputado. Tras las comparecencias de ayer, de los 31 detenidos por la Guardia Civil y la Ertzaintza han quedado en libertad 26 y han ido a prisión Iñaki Guridi Lasa, y los colaboradores Sendoa Etxaiz, Nerea Goikoetxea, Olatz Galarraga y Leire Gallastegui.

El ex jugador de la Real Sociedad Iker Sarriegi compareció ayer voluntariamente en la Audiencia Nacional acompañado de dos abogados de las Gestoras pro Amnistía y declaró como imputado sobre un supuesto delito de colaboración con banda armada. La Guardia Civil practicó el jueves un registro en un domicilio de Sarriegi ubicado en la parte vieja de San Sebastián y otro en una vivienda de la calle de Karmelo Etxegarai, del barrio de Venta Berri, donde residen sus padres.

Durante los registros no se encontró nada incriminatorio, por lo que Sarriegi quedó en libertad, aunque ha sido imputado en la causa y tiene obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado más próximo a su domicilio. Las investigaciones se centraron sobre Sarriegi después de que su nombre fuese citado por la detenida Leire Gallastegui, que ayer ingresó en prisión incondicional, aunque ésta dijo ayer que no tenía constancia de si ETA llegó finalmente a contactar con el ex futbolista.

Enaut Lerma, detenido el pasado domingo por la Ertzaintza, se negó ayer ante la juez a ratificar las declaraciones prestadas en comisaría, en las que admitió haber colaborado con el comando etarra, aunque sin haber conocido la condición de terroristas de sus miembros hasta el pasado 20 de noviembre. La juez Teresa Palacios le imputa un delito de colaboración con banda armada por haber facilitado supuestamente alojamiento y en dos o tres ocasiones vehículo para transporte de material y de los presuntos miembros del comando Ttotto, Iñigo Guridi Lasa, preso desde el pasado martes, y los huidos Asier Arzalluz y Aitor Aguirrebarrena.

Guisasola, a prisión

Por otra parte, el juez de la Audiencia Nacional Carlos Dívar decretó ayer la prisión incondicional de la ex dirigente etarra Carmen Guisasola, Lourdes, entregada el jueves por Francia para ser juzgada por cuatro asesinatos y otros delitos.

El juez Dívar ordenó que Guisasola compareciese a su presencia y ordenó su ingreso en la prisión madrileña de Soto del Real. A su llegada el día anterior a Barajas, la secretaria judicial ya le había notificado los procesos por los que va a ser juzgada como responsable de los comandos legales de ETA entre septiembre y noviembre de 1990.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción