Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil halla 283 vacas muertas abandonadas en un solo mes

La batida efectuada por la Guardia Civil para controlar el cumplimiento del plan contra las vacas locas sigue mostrando cifras espectaculares: sólo durante el primer mes, hasta el 15 de enero, los agentes localizaron 283 reses muertas abandonadas por sus propietarios. El número preciso de denuncias de irregularidades presentadas hasta la citada fecha fue de 2.174, en 2.730 inspecciones. Durante la campaña han sido localizados al menos tres mataderos ilegales y un mínimo de siete personas fueron detenidas. Estas abultadas cifras contrastan con la nula actividad de los servicios autonómicos de control veterinario: a 18 de diciembre, ninguna comunidad había reportado al Gobierno infracciones en relación con la encefalopatía espongiforme bovina, según una respuesta parlamentaria a IU.

La crisis de las vacas locas deparó ayer otra sorpresa. El comisario europeo de Sanidad, David Byrne, admitió que los controles sobre las grasas animales destinadas a piensos son ahora mayores que los establecidos para las grasas que van al consumo humano, con las que se fabrican galletas, helados y margarinas. Byrne aseguró que esta anomalía se corregirá de inmediato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de febrero de 2001

Más información

  • Las grasas para piensos pasan más controles que las destinadas a humanos