Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol defiende preservar la nación 'para que la globalización no se convierta en una jungla'

'El siglo XXI será también el de las identidades', proclamó durante una conferencia en la Universidad de Alcalá de Henares un Pujol que se resiste a ver cómo la globalización se lleva por delante las identidades nacionales. El líder de Convergència i Unió aprovechó la ocasión para subrayar las virtudes del nacionalismo: 'La nación es uno de los aspectos que es necesario preservar precisamente para que la globalización no se convierta en una jungla'. Una manera de atribuir propiedades terapéuticas al nacionalismo frente a los excesos de la globalización.

El presidente de la Generalitat abordó en su conferencia, Las fronteras del milenio, uno de los temas que más horas de reflexión le está ocupando en los últimos meses: el combate de la identidad catalana para sobrevivir en el océano de la globalización, a la que Pujol se niega a juzgar en términos negativos. A la entrada de la Universidad de Alcalá de Henares, una decena de personas le recibieron con pancartas contra el nacionalismo y le arrojaron algunas monedas.

El líder nacionalista catalán, que el próximo día 9 se entrevistará en Vitoria con el lehendakari, Juan José Ibarretxe, se mostró en toda su dimensión: atacó sin cuartel a su rival Pasqual Maragall (PSC) y evitó cargar tintas contra el Gobierno central presidido por Aznar, cuyo partido permite en Cataluña que Convergència i Unió goce de mayoría. En una conferencia de prensa, con Artur Mas sentado a su diestra, Pujol administró respuestas y tiempo. Se reservó el ataque directo a Maragall, al afirmar que el dirigente socialista es un hombre 'errático'. 'Ya nos avisará cuando quiera presentar su moción de censura, que a mí no me quita el sueño ni un minuto, porque una cosa es hacer declaraciones demagógicas y otra presentar su programa de gobierno', dijo Pujol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de febrero de 2001

Más información

  • El presidente catalán pronunció una conferencia en la Universidad de Alcalá de Henares