Reportaje:

La justicia italiana indaga cómo logró Recoba su pasaporte

El Inter, abocado a declarar extracomunitario al uruguayo, el futbolista mejor pagado del mundo: 1.400 millones de pesetas anuales

Álvaro Recoba, futbolista uruguayo del Inter y el mejor pagado del mundo desde que hace un mes firmó un contrato de unos 1.400 millones de pesetas anuales hasta 2006, es investigado por la justicia italiana por poseer un pasaporte de ese país obtenido con documentos presuntamente falsificados y con un trámite irregular.

Recoba fue interrogado en las oficinas de la Jefatura de Policía de Milán el pasado lunes, según pudo saberse ayer. La investigación es conducida por la fiscalía de la ciudad de Udine, que, además de este caso, se ha ocupado ya de las anomalías en los pasaportes comunitarios de otros jugadores suramericanos, como los brasileños Alberto, Warley y Jorginho.

Cabe destacar que en el tema de Recoba, a diferencia de los mencionados, no se habla de falsificación del pasaporte en sí mismo, sino de irregularidades en el proceso previo a su obtención. Los agentes han investigado en la sede del Inter, en la que pasaron prácticamente toda una jornada, una serie de documentos y actas relativos a la nacionalidad del jugador.

Más información

El Inter, que posiblemente deberá tomar una medida similar, difundió en su página oficial de Internet un comunicado en el que manifiesta ser completamente ajeno al asunto y expresa 'su total confianza en la buena fe del jugador y se pone a disposición de las autoridades judiciales a fin de alcanzar un pronto esclarecimiento de los hechos'.

Procedente del Nacional de Montevideo, Recoba llegó al Inter con su pasaporte uruguayo, lo que le daba el estatuto de extracomunitario. Debido a esto tuvo algunos problemas para encontrar lugar en un equipo al límite de jugadores en esa condición. De hecho, en el segundo año de su etapa, tuvo que ser cedido al Venecia.

La lucha de Recoba por obtener un pasaporte europeo le llevó a una desesperada búsqueda de antepasados en este continente. Descartado por inviable el primer intento, que se orientaba a los orígenes griegos de su esposa, España parecía ser la vía adecuada para encontrar algún ancestro.

Sin embargo, según algunas fuentes, fue en la región italiana del Lazio donde pudieron ser identificados los parientes lejanos que permitirían al Chino, el 18 de septiembre de 1999, ser por fin comunitario. Pese a todo, hay quien sostiene que, en realidad, el pasaporte del veloz delantero uruguayo del Inter es español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 31 de enero de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50