LA OFENSIVA TERRORISTA

Pakito, ex número uno de la organización terrorista, condenado a 96 años por dos asesinatos y otros delitos

Francisco Mujika Garmendia, Pakito, ex número uno de ETA y responsable de su aparato militar hasta su detención en Francia en 1992, fue condenado ayer a 96 años de prisión por haber ordenado al comando itinerante, integrado por ciudadanos franceses, que realizase un atentado contra un furgón del relevo de la guardia en la prisión de Alcalá-Meco (Madrid).

El atentado se cometió el 8 de mayo de 1989 y los etarras Henri Parot y Jacques Esnal ametrallaron primero el coche del funcionario de prisiones José Luis López Montenegro, quien resultó herido. Cuando éste consiguió huir arrastrándose por una acequia, los terroristas colocaron una bomba trampa en el vehículo del funcionario que dejaron con todas las puertas abiertas y la luz encendida.

Más información

La bomba estaba compuesta por ocho kilos de amonal y dos de TNT y estalló cuando los policías del relevo de la guardia de la prisión se acercaron a inspeccionarlo. Dos de ellos, José Montes y Juan Antonio García, murieron de forma instantánea, y otros dos resultaron gravemente heridos.

El tribunal ha apreciado que Pakito, de 47 años, que ya fue condenado en tres ocasiones anteriores a penas que suman más de 30 años, el máximo periodo de cumplimiento previsto en la legislación española, es autor de dos delitos de asesinato consumado, otro frustrado, dos delitos de lesiones, estragos y utilización ilegítima de vehículo, y le ha impuesto penas que suman 96 años y 10 meses de prisión. Además, deberá indemnizar, junto con Parot, condenado anteriormente, a los herederos de las víctimas.

Matanza

Por otro lado, Santiago Arrózpide Sarasola, Santi Potros, que también formó parte de la dirección de ETA y fue responsable del aparato militar de la banda hasta su detención en Anglet (Francia) en septiembre de 1987, negó ayer ante el juez Guillermo Ruiz Polanco haber ordenado al comando Barcelona, la colocación de un coche bomba en Hipercor, en Barcelona, el 19 de junio de 1987, que provocó una matanza con 21 muertos y 42 heridos.

Santi Potros, al igual que en su día hicieron otros ex dirigentes de la banda terrorista, lo negó todo y dijo que no tuvo nada que ver con los hechos que se le imputan. En diez minutos, Santi Potros negó haber ordenado el atentado contra el gobernador militar de Guipúzcoa Rafael Garrido, en el que murieron también su esposa, uno de sus hijos y una transeúnte; el asesinato frustrado contra el ex presidente del Tribunal Supremo Antonio Hernández Gil, el secuestro del industrial José Lipperheide y el atentado contra un furgón policial en San Sebastián. También negó ante el juez Carlos Dívar que ordenase el asesinato del policía Ángel Postigo.

Por otro lado, Iraun Zabaleta, hijo del ex dirigente etarra José Javier Zabaleta, Baldo, fue condenado ayer en París a tres años de prisión por asociación de malhechores con fines terroristas, informa Efe. El fiscal recurrirá por considerar leve la pena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de enero de 2001.

Lo más visto en...

Top 50