Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo desoyó una auditoría para retirar a Sefes los fondos ocupacionales

Desvíos en los gastos

La Intervención General de la Generalitat propuso al Departamento de Trabajo excluir a la patronal Sefes como entidad receptora de los fondos para formación de parados en 1996. Así consta en un informe de control financiero remitido recientemente al Parlament. La propuesta, que fue desoída por Trabajo, se basaba en que Sefes había subcontratado la ejecución de los cursos que le financió la Generalitat. Aun así, Trabajo continuó otorgando cursos a Sefes.La Intervención, que depende del Departamento de Economía, cita el artículo 56 del reglamento del Departamento de Trabajo, que atribuye al director general de Empleo de la Generalitat la capacidad de excluir de las ayudas a los centros que subcontraten los cursos a un tercero.

La auditoría analiza los 356 cursos otorgados a Sefes en 1996 y afirma que "no se impartió ningún curso en sus instalaciones, sino que las acciones se realizaban en otros centros colaboradores del Departamento de Trabajo, en empresas o bien en un aula móvil de la que disponen".

Según los cálculos de la propia Sefes, en 1996 se impartieron cursos a "más de 5.000 alumnos". Josep González, presidente de Sefes, dijo ayer: "Llevamos muchos años haciendo cursos y puede que en 1996 hubiera discrepancias de criterio con la Intervención General, pero que nos hayan seguido dando cursos es señal de que las cosas se han hecho correctamente".

La auditoría de la Generalitat descubrió desviaciones de gastos en los cursos de parados de Sefes

Sobre la relación con estas empresas, la auditoría de la Intervención General afirma que "falta el mínimo criterio económico coherente de valoración de los servicios prestados y de los bienes suministrados que permita justificar el gasto imputado". Sefes nació en 1976 a raíz de una escisión de la patronal Fomento del Trabajo. En 1997 se fusionó con Pimec y dio lugar a Pimec-Sefes, patronal de la pequeña y mediana empresa de Cataluña. En 1996 una de las vocales de Sefes era Anna M.Mercadé, titular del centro Centre Tècnic de la Dona (receptor de fondos de formación de parados) y, a la vez, miembro del comité de gobierno de UDC.

Por otra parte, el Diari de Girona publicó ayer que los centros propiedad de militantes o dirigentes de Unió han recibido más de 15.000 millones de pesetas en los últimos siete años provenientes del Departamento de Trabajo, que está controlado por el mismo partido. En esos siete años, Trabajo ha otorgado un total de 135.000 millones destinados a formación de parados. Las academias vinculadas a UDC han percibido un 11% de esta cifra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de diciembre de 2000

Más información