SEGURIDAD ALIMENTARIA

La UE prevé pagar las compensaciones a los ganaderos a partir de enero

La intervención inmediata depende de cada país

La más importante medida de intervención por la crisis de las vacas locas será la de comprar las reses adultas a precio de mercado. El 70% de dicho precio procederá de los fondos comunitarios y el resto de los Estados miembros. Sin embargo, como advirtió ayer la Comisión Europea, estas ayudas sólo se pondrán en marcha a primeros de enero. Mientras tanto, la intervención rápida que España reclamó el lunes en Bruselas deberá proceder de cada país.

Más información

"Los animales de más de treinta meses no analizados no pueden entrar en la cadena alimentaria". Ésta es la frase textual aprobada el lunes por los ministros de Agricultura de la UE en su reunión extraordinaria. La medida, sin embargo, cumplidos ciertos trámites, no entrará en vigor, previsiblemente, hasta primeros de enero, por lo que tampoco lo harán las indemnizaciones comunitarias, según confirmó ayer la Comisión Europea.La resaca de la reunión ministerial del lunes, que decidió también prohibir las harinas de desechos cárnicos para todos los animales durante seis meses, ha dejado sobre la mesa múltiples interrogantes y algunas evidencias. Entre estas últimas se destaca la imposibilidad europea de generalizar a corto plazo las pruebas de la encefalopatía espongiforme bovina o mal de las vacas locas a todas las reses adultas que se sacrifican en la Unión y que vienen a ser siete millones al año.

Una incógnita que deberá despejar el Comité Científico Director de la Unión Europea antes del 15 de enero próximo es si es necesario desechar también la columna vertebral de los rumiantes como ha hecho Francia. Una vez que el Comité se pronuncie sobre ello, o bien Francia tendrá que levantar esta prohibición o bien toda Europa tendrá que reforzar el marco comunitario.

Las ayudas financieras serán un capítulo importante. Hasta el momento, la Comisión Europea ha ofrecido unas previsiones confusas que, en total, hablan de un coste aproximado para los fondos comunitarios y los países miembros de 900.000 millones de pesetas. El próximo martes se ofrecerán con detalle las partidas, aunque las más claras son las compensaciones por el ganado desechado. Las autoridades comprarán a "precio de mercado" las reses adultas no testadas en una proporción del 70% por parte de fondos comunitarios y 30% de fondos nacionales. Los ministros aceptaron el lunes, si la situación del mercado lo exige, comprar las vacas adultas que hayan superado la prueba de las vacas locas. Sólo esta medida puede suponer 145.600 millones de pesetas contando con un descenso del consumo del 10%.

Se ha acordado ya una línea presupuestaria para el año que viene de 205.000 millones de pesetas para afrontar situaciones excepcionales y 10.000 millones para cofinanciar las pruebas. El otro gran capítulo, el de la destrucción de las harinas cárnicas, correrá a cuenta de cada país y supondrá alrededor de medio billón de pesetas. La Comisión Europea deberá evaluar en los próximos días cómo afecta al sector toda la crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de diciembre de 2000.

Lo más visto en...

Top 50