Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ MIGUEL VIVANCO - DIRECTOR DE HUMAN RIGHTS WATCH

"EE UU ha introducido una bomba de relojería en la ayuda antinarcotráfico"

Estados Unidos ha incluido en el Plan Colombia una cláusula que es una verdadera "bomba de relojería", ya que puede dejar en letra muerta todas las condiciones sobre respeto a los derechos humanos y transformar el plan en una ayuda militar sin restricciones, según advirtió ayer en Madrid José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch.Pregunta. ¿Hay equilibrio en el Plan Colombia entre su aspecto militar y el de exigencia de respeto a los derechos humanos?

Respuesta. Preferiríamos un plan más equilibrado, en el que se dedicaran menos recursos a lo militar y hubiera más financiación a instituciones del Estado encargadas, fundamentalmente, a la administración de Justicia especialmente para ayudar a la Fiscalía General de Colombia, que tiene jurisdicción sobre delitos cometidos por paramilitares, agentes del Estado y guerrilleros. Nos gustaría que hubiera más apoyos hacia esos sectores y no sólo hacia el aspecto militar del plan.

P. Su organización ha advertido sobre el peligro de una claúsula introducida por EE UU en el plan.

R. El Plan Colombia, que ha sido aprobado finalmente por una comisión de la Cámara de Representantes y del Senado de EE UU (comisión dominada por los republicanos), es sumamente preocupante. Se conservan los condicionamientos a los derechos humanos del plan, pero se incluye una cláusula por la cual en cualquier momento el presidente de EE UU, "por motivos de interés nacional", puede suspender la aplicación de esos condicionamientos sobre derechos humanos, dejando el Plan Colombia en un puro asunto de ayuda militar, y transforma en letra muerta todo el asunto de los derechos humanos.

P. ¿Cuáles son esos condicionamientos?

R. Se refieren al problema de los vínculos entre militares y paramilitares, jurisdicciones de organismos y tribunales, respeto de los derechos humanos en general, protección de la población y a la labor de las ONG de protección de los derechos humanos, entre otros.

P. ¿Qué ocurriría si se aplica la cláusula?

R. Habría una ayuda militar sin restricciones a Colombia, a pesar de los antecedentes que existen sobre los lazos de fuerzas militares colombianas con los paramilitares, que son la principal fuente de violaciones masivas y graves a los derechos humanos.

P. ¿Podría entonces el Plan Colombia ser perjudicial?

R. Si se invoca la cláusula citada, sí.

P. ¿Qué papel debería jugar Europa en el Plan Colombia?

R. Europa no debe confundir la búsqueda de la paz con el Plan Colombia. Es necesario que en la reunión de hoy quede claro que Europa compromete su ayuda a la no invocación de la claúsula aprobada por EE UU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 2000