El alcalde de Tarragona niega ante el juez trato de favor a una empresa de su esposa

El alcalde de Tarragona, el convergente Joan Miquel Nadal, declaró ayer como imputado en la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y aseguró que la conexión de la red de alcantarillado de su municipio con la localidad vecina de Els Pallaresos no favoreció a una constructora de la que su esposa, Julia Abad, era accionista. Nadal, a quien se le imputan los delitos de prevaricación y tráfico de influencias, recordó que el convenio de conexión de las dos redes de alcantarillado fue aprobado por todos los grupos municipales y negó trato de favor alguno. Nadal se enfrenta además a un segundo proceso por prevaricación al haber beneficiado supuestamente a la empresa de un conocido, de la que el edil había sido accionista, en la concesión de un lavacoches.Nadal reiteró la legalidad de la conexión de la red de alcantarillado de Els Pallaresos a la de Tarragona, un proceso que se inició en 1985, cuando los socialistas gobernaban en Tarragona, y a petición del Ayuntamiento de Els Pallaresos. Fue en 1992 cuando dicho consistorio solicitó la ampliación del caudal de desagüe del alcantarillado. Por entonces la empresa Citeco, de la que la esposa de Nadal es accionista, había construido la urbanización Jardines Imperio en Els Pallaresos. Los técnicos de Tarragona emitieron un dictamen favorable, aunque lo supeditaron a la firma de un convenio de compensación entre las dos poblaciones. Dicho convenio no se firmó hasta 1996, pero la urbanización de Citeco estuvo conectada al alcantarillado de Tarragona sin que Els Pallaresos abonara canon alguno.

Ahorrar obras

El fiscal sostiene que la promotora de la urbanización, Inmociteco, se ahorró con esta operación la instalación de una depuradora o la asunción de obras más costosas. Nadal puntualizó ayer que el plan parcial de la urbanización no requería la construcción de una depuradora, por lo que la conexión sólo había supuesto un beneficio a los vecinos de la urbanización. Nadal recordó que la urbanización participada por su esposa no era la única que se construyó entre 1985 y 1992 en Els Pallaresos.

De momento, ha declarado como imputado ante el TSJC Joan Carcolé, accionista de Inmociteco y de quien Nadal fue asesor cuando el edil ejercía como abogado. El ingeniero Leonard Carcolé, hijo del primero, declaró ayer como imputado en su condición de redactor del proyecto de urbanización. Está previsto que en los próximos días declare uno de los hijos del alcalde, que según la investigación del fiscal posee inmuebles en la urbanización. Nadal fue interrogado por el fiscal jefe de Anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo. El letrado del alcalde, Cristóbal Martell, solicitará la presentación de nuevas pruebas, como los procesos administrativos referidos a la creación de nuevas urbanizaciones seguidos por otros municipios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de junio de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50