Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quiero lanza una televisión de pago con acceso "familiar" a Internet La plataforma de Retevisión anuncia inversiones de 450.000 millones

La televisión digital terrestre Quiero inicia hoy sus servicios con una oferta de canales de televisión al estilo clásico -cine, series, documentales, fútbol en el futuro- y la novedad de un acceso a Internet pensado para un "entorno familiar", sin las prestaciones de un ordenador, aunque con la posibilidad de enviar y recibir correo electrónico en el televisor, sirviéndose para ello del descodificador; y si se paga aparte, de un teclado inalámbrico.

Para José Manuel Lara, presidente de la nueva plataforma, la oferta conjunta de televisión e Internet en el televisor hacen de Quiero "la primera televisión digital terrestre del mundo" que reúne ambos servicios. Tanto él como el director general de la compañía, Ildefonso de Miguel, subrayaron ayer, durante el acto de presentación, la "sencillez" del funcionamiento de esta oferta, en la que el usuario no necesita servirse de una antena parabólica. Lo que se precisa es un dispositivo de acceso, del tipo de los convencionalmente llamados descodificadores, que se conecta a la red eléctrica, a la línea telefónica y a la antena colectiva de televisión.La navegación por la red se consigue por medio de un modem de 56 kilobits. El mando con que se maneja el dispositivo de acceso permite ver los canales de televisión ofrecidos por la plataforma y, a la vez, abrir páginas de Internet, reservar entradas o comprar productos, así como enviar y recibir correo electrónico en la pantalla del televisor, sin dejar de seguir, en un recuadro de la pantalla abierto al efecto, el programa que se desee. Por ejemplo: Gran hermano, que es una de las ofertas de esta plataforma.Quiero realiza la señal de ese programa que sirve su plataforma durante las 24 horas del día. Vía Digital también sigue continuamente el mismo espacio, con la diferencia de que ésta lleva dos semanas sacándole partido.

Los contenidos televisivos para llenar los 14 canales previstos constituyen una oferta poco perfilada todavía, porque hay muchas negociaciones y preparativos sin finalizar. Entre los acuerdos cerrados se confirmó ayer el de los estudios Universal: habrá un canal exclusivo de Quiero, a partir del 28 de mayo, y otro, Calle 13, compartido con Canal Satélite Digital. Hay negociaciones con Paramount para ofrecer un canal "más adelante"; y un tercero con Turner Systems, para incluir Cartoon Network y otros productos. La señal de Eurosport, que ya se distribuye por Vía Digital y por Canal Satélite, llegará también a Quiero cuando finalicen las negociaciones. Un acuerdo con Geca y Tele 5 permite dar el canal de series españolas, y se comparte con Vía Digital el cine Palomitas. Hay canales reservados a películas y otros eventos en teletaquilla. Se prevé un canal para vídeos musicales bajo demanda. Y "habrá fútbol", aseguró el director general de Quiero, Ildefonso de Miguel, en alusión a negociaciones emprendidas con Audiovisual Sport.

La relativa indefinición de los productos no arredra a la empresa que se lanza hoy a la batalla del mercado, hasta el punto de que su director general anunció inversiones de 450.000 millones de pesetas en diez años, de ellos 300.000 millones en la compra de derechos sobre contenidos, y otros 100.000-150.000 millones de pesetas en tecnología.

Precios y promoción

Las preguntas sobre el plan de negocio recibieron vagas respuestas. Al igual que las demás plataformas en servicio, De Miguel dijo que considera posible alcanzar el punto de equilibrio con un millón de abonados. La empresa dueña de Quiero es propiedad de Retevisión al 49%; la productora Mediapark tiene el 15%, una empresa de Lara cuenta con otro 15% y la británica Carlton aporta el 7%. El resto es de varias cajas de ahorro y de Euskaltel.

La plataforma sale a un precio de 3.750 pesetas como cuota mensual, y otras 1.000 pesetas mensuales por el descodificador. A ello hay que sumar 9.950 pesetas como cuota de enganche, y 4.950 pesetas adicionales por el teclado. Estas dos últimas cantidades no se cobrarán hasta septiembre.

La primera televisión digital terrestre comienza a funcionar en España gracias a la concesión que el Gobierno le hizo el año pasado en un concurso sin competidores. Lara aseguró que las soluciones aportadas suponen hacer realidad el sueño de Negroponte, uno de los gurús de la Sociedad de la Información, cuando auguraba que ésta sería una realidad en el momento en que televisión e Internet pudieran reunirse en un mismo terminal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de mayo de 2000