La autopsia revela que el padre ofreció resistencia

El informe de los forenses refleja que el matrimonio Rabadán Pardo y su hija fueron asesinados entre las seis y las ocho de la mañana del sábado. La madre, Mercedes, de 50 años, pudo recibir el golpe mortal mientras permanecía dormida, ya que no presentaba síntomas de haber ofrecido resistencia ante la agresión. Rafael, el padre, de 51, sí llego a percatarse de lo que ocurría e intentó repeler la agresión cubriéndose la cara con la manos. Tres dedos de una de sus manos aparecieron seccionados y tenía otro gran corte a la altura del cuello, según el informe de la autopsia.La niña presentaba una gran herida en el cuello. Esta víctima también pudo ser consciente de la agresión, según la autopsia. Los vecinos sostienen que oyeron gritos de auxilio, lo único extraño que ese trágico día percibieron desde el domicilio familiar. Los forenses finalizaron ayer por la mañana el examen de los cadáveres, concretamente con el cuerpo de la pequeña de nueve años, que padecía síndrome de Down.

Más información

El funeral por el matrimonio Rabadán Pardo y su hija menor, María, asesinados en Murcia el pasado sábado supuestamente por su hijo y hermano, de 16 años, se celebrará a las once de la mañana de hoy en la parroquia de la barriada murciana de Santiago el Mayor, donde residía la familia.

En principio, los funerales estaban previstos para la tarde de ayer, aunque una demora en la entrega de los partes de defunción ha obligado a su aplazamiento. No obstante, decenas de personas se dieron cita ayer por la tarde ante la parroquia del barrio para asistir al acto al no ser advertidos de la suspensión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción