Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Fernández no seguirá en el Athletic la próxima temporada

Luis Fernández no seguirá de entrenador en el Athletic la próxima temporada, a pesar de tener un año más de contrato con el club bilbaíno. La noticia se conoció oficialmente ayer, pero otros estamentos del club (directivos y jugadores) lo sabían desde la semana pasada. Txetxu Rojo, entrenador del Zaragoza, y Claudio Ranieri son los principales candidatos para dirigir el club vasco la próxima temporada.

Luis Fernández se ha convertido en un caso atípico del fútbol español. El presidente, José María Arrate, anunció sorpresivamente la renovación del técnico hispano frances al término del Athletic-Rayo, de Copa del Rey, que se saldó con una derrota insufrible del conjunto bilbaíno. Ayer, a última hora de la tarde, comunicó la renuncia del técnico a continuar la próxima temporada, después de que el Athletic consiguiera en el Vicente Calderón una victoria ilusionante.Todo un contrasentido diplomático, que explica los estados de ánimo que han imperado en el Athletic. El envidiable palmarés de Luis Fernández (un subcampeonato de Liga, que le dio acceso a la Liga de Campeones, y dos clasificaciones para la Copa de la UEFA), unido a la sintonía del entrenador con la filosofía y el ambiente social del club, habían convertido a Luis Fernández en el prototipo del entrenador natural del Athletic y la salvaguarda del presidente José María Arrate tras las experiencias frustradas de Javier Irureta y Dragoslav Stepanovic.

Arrate había anunciado su intención de unir su mandato al de Luis Fernadez hasta las próximas elecciones (en el año 2001). Por eso no le dolieron prendas en asegurar la renovación del técnico cuando se mascullaba la enésima decepción en la Copa del Rey.

Sin embargo, la andadura de Luis Fernández se ha debilitado sobremanera la presentre temporada. Instalado en la doctrina de la ocurrencia, ha acabado por desestabilizar todas sus relaciones futbolísticas. Ha perdido la confianza de una parte de la afición, el vestuario mantiene una postura crítica con su propuesta futbolística, su conflicto con la estructura de Lezama es evidente, es persona no grata en el estamento arbitral y su posición se ha debilitado en el seno de la junta directiva. Y para colmo los resultados le han dado la espalda. La salida estaba anunciada.

Luis Fernández anunció a varios jugadores su decisión antes del partido ante el Atlético, en el que el Athletic se jugaba buena parte de su futuro inmediato. La directiva también conocía sus intenciones. Se trataba de medir la oportunidad de su conocimiento en función de los resultados del equipo. La victoria en el Vicente del Calderón (que prácticamente salva al equipo bilbaíno) ha acelerado su conocimiento público.

Ahora se abre la quiniela de la sucesión. El candidato mejor colocado es Txetxu Rojo, el entrenador del Zaragoza, que ha incluido en su renovación una claúsula pro Athletic. Si el club bilbaíno le llama, se rompe el contrato. La clarificación del panorama rojiblanco en la Liga puede abrirle las puertas, a pesar de que Arrate, en virtud de la próxima consulta electoral, sólo podría ofrecerle un año de contrato. Rojo siempre ha manifestado su deseo de volver. Sin embargo, las opciones del Zaragoza se interponen en el camino. Si falla Rojo, Ranieri es un candidato bien colocado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de abril de 2000

Más información

  • Txetxu Rojo, el entrenador del Zaragoza, es el candidato mejor colocado