Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

CASTA POLÉMICA

El padre de la modelo corsa Laetitia Casta, cuyo busto esculpido como Marianne es el nuevo símbolo de la República francesa, calificó de "barbaridad" las informaciones de que su hija se ha convertido en residente fiscal británica para escapar de los impuestos galos. "Es la mayor barbaridad que he oído jamás sobre ella", dijo Dominique Casta al diario regional Nice-Matin, y aseguró que su hija "sigue siendo francesa". Lamentó que "periódicos serios hayan podido publicar ese tipo de informaciones", en alusión a la mayoría de la prensa francesa y al rotativo británico The Times. Según el padre de Laetitia, el apartamento de Londres lo ha alquilado "su novio" cerca de Trafalgar Square y no en el exclusivo barrio de Covent Garden, como aseguró la prensa. "A Laetitia le ha gustado siempre Inglaterra. Puede pasearse por las calles y nadie la para, sólo si se encuentra con algún francés", añadió Dominique Casta. El símbolo de la República declaraba ayer al británico Daily Mail que no veía "nada malo en la expatriación de Marianne" y afirmaba que quería vivir en Londres, que es una "ciudad viva y cosmopolita", sin mencionar ninguna motivación fiscal. Ayer, el asunto daba lugar a todo tipo de comentarios en la prensa francesa, desde la oposición, que aprovechaba la ocasión para pedir un debate sobre las excesivas cargas fiscales en Francia, hasta los que irónicamente destacaban el grave error de casting al haberla elegido como símbolo de Francia. En la izquierda, el ministro de Interior, Jean-Pierre Chevènement, ha lanzado un "aviso" a los que puedan verse tentados a seguir su ejemplo destacando los altos precios de los alquileres en Londres, las carencias de los hospitales y la vetustez del metro de esa ciudad.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de abril de 2000