Elecciones 2000

Revisión de las grandes leyes y supresión de la religión en la red pública

La aprobación de una Ley de Financiación del Sistema Educativo que permita dedicar el 6% del PIB encabeza la lista de promesas electorales de Izquierda Unida. Considera otra prioridad elaborar una Ley de Calidad para la Igualdad que defina aspectos como la red de centros, el números de alumnos por aula y las ofertas de plazas universitarias. Propone además la gratuidad del material didáctico en los centros financiados con fondos públicos. También apuesta por la apertura de los centros en horario no lectivo. Promete abrir un curso puente entre los dos ciclos de la Formación Profesional, impulsar la participación de mujeres en todos los ámbitos educativos y eliminar la materia de religión en toda la enseñanza pública obligatoria. Quiere revisar la Ley Orgánica del Derecho a la Educación (LODE) para analizar, por ejemplo, la integración de centros concertados en la red pública, así como la LOGSE y la LRU.

Más información

Ley de financiación y apertura de centros durante 12 horas diarias

La prioridad de los socialistas en su programa es aprobar una Ley de Calidad e Igualdad en la Educación y de su Financiación que garantice los recursos necesarios para mejorar el sistema educativo. El PSOE está empeñado en abrir los centros 11 meses al año, 7 días a la semana y 12 horas al día para ofrecerlos a la comunidad y en establecer un fondo estatal para financiar actividades extraescolares. Se compromete a impulsar el aprendizaje de las lenguas extranjeras y de las oficiales de España en las comunidades que no las tengan como propias. Asegura que todo joven que termine la ESO y esté un año sin encontrar trabajo tendrá acceso a un programa de prácticas. Pretende además implantar gradualmente la gratuidad de los libros de texto. En materia universitaria, revisará la Ley de Reforma Universitaria (LRU) para, entre otras cuestiones, reforzar la autonomía de los centros, dotará a las universidades de un marco estable de financiación y aumentará todo tipo de becas.

Más humanidades, separación de alumnos en la ESO y cambio de la LRU

El PP se propone reformar la secundaria obligatoria para reforzar las materias troncales y reducir la fragmentación de los programas, tal y como promete en su programa. Quiere además incrementar la carga lectiva de la lengua y las matemáticas, y modificar 3º y 4º de la ESO para preservar un tronco común e introducir diferentes itinerarios para los alumnos. En el bachillerato pretende reforzar la filosofía, las lenguas clásicas, y la historia universal y de España. Y anuncia el aumento de los días lectivos del curso escolar. Sobre la FP, promete desarrollar un programa nacional de cooperación entre las empresas y los centros educativos, ampliar el catálogo de títulos e iniciar un programa de formación a distancia. En materia universitaria quiere modificar la Ley de Reforma Universitaria (LRU) para crear nuevas formas de contratación y potenciar el Consejo de Universidades. Propone también reformas jurídicas para reforzar los órganos unipersonales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de febrero de 2000.

Lo más visto en...

Top 50