El Constitucional admite el recurso de un periodista por discriminación

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso de amparo del periodista Juan Carlos García Ramírez contra las decisiones judiciales -incluida la del Supremo- que avalaron su despido en 1997 por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). El recurrente atribuye su destitución del gabinete de comunicación del INSS a discriminación por sus ideas políticas como militante del PSOE, por lo que, al vulnerarse derechos fundamentales, alega que es nulo.Según relata en su demanda de amparo, García Ramírez trabajaba desde 1993 en el mencionado gabinete de comunicación hasta que en julio de 1996, como consecuencia de la renovación de cargos derivada de las elecciones del 3 de marzo de ese año, fue relegado en sus funciones. Tras mantener una conversación con Vicente Pérez Menayo, que ocupó la secretaría general del INSS, en la que el periodista dice que le manifestó que no era simpatizante del PP, García Ramírez recibió órdenes de abstenerse de realizar cualquier tarea. Siete meses despues fue despedido.

El periodista no aceptó que la causa real del despido fuera, como sostuvo el INSS, la amortización del puesto de trabajo. Sin embargo, sus demandas fueron desestimadas. El Juzgado de lo Social consideró que "la demandada se libró de un trabajador en el que no tenía confianza", pero estimó que la jurisdicción social no podía valorar "las necesidades objetivas que llevaron a la Administración a la supresión del puesto de trabajo".

Asesorado por el letrado Enrique Aguado, el periodista mantiene ante el Constitucional que el despido decidido por el INSS "vulnera el derecho fundamental a no ser discriminado por razones de afiliación política".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS