Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La coalición con la ultraderecha en Austria ignora las amenazas de la UE

La coalición entre ultraderechistas y conservadores en Austria -segunda y tercera fuerzas, respectivamente, en número de votos- ha sobrevivido por ahora a las amenazas de aislamiento hechas por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea. Precisamente anoche, el dirigente del Partido Popular, Wolfgang Schüssel, y el controvertido líder del Partido Liberal, Jörg Haider, anunciaron que habían llegado a un acuerdo sobre un programa de gobierno para los cuatro próximos años que presentarán hoy mismo al presidente Thomas Klestil. Éste tiene la potestad de aceptar ese Gobierno o convocar nuevas elecciones. El programa pactado proyecta, entre otras cosas, grandes privatizaciones y reducir el gasto público hasta un 1,3% del PIB. En la rueda de prensa que celebraron anoche Schüssel y Haider, este último declaró que no teme el aislamiento internacional porque con rapidez se darán cuenta en el extranjero de que en Austria hay un Gobierno reformista. De otro lado, la Comisión Europea y su presidente, Romano Prodi, se distanciaron ayer de la declaración anunciada el día anterior por la presidencia de turno de la UE, Portugal. La Comisión sostuvo que, aunque comparte la preocupación expresada por la presidencia, mantendrá "las relaciones de trabajo" con Austria. La Comisión aseguró que su funcionamiento no cambiará por esta decisión. Gerhard Schröder y Lionel Jospin defendieron ayer el aislamiento político de Viena y aseguraron que no se trata de una injerencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2000

Más información

  • La Comisión Europea discrepa de la presidencia y mantiene relaciones con Viena