Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTRA EN VIGOR LA LEY DE EXTRANJERÍA

Interior considera que los pasajeros de las pateras no tienen derecho a abogado

El Ministerio del Interior considera que el derecho de asistencia letrada de oficio, que asiste a los extranjeros a los que se niega la entrada en territorio español, no incluye a los inmigrantes que intentan pasar la frontera clandestinamente, saltando la valla de Ceuta o cruzando el Estrecho en patera. El decano del Colegio de Abogados de Madrid, Luis Martí Mingarro, opina por el contrario que la ley garantiza la asistencia de abogado en todos los casos.

"La ley no lo prevé expresamente para el procedimiento de retorno" fue la respuesta de un portavoz del Ministerio del Interior a la consulta de EL PAÍS de si los inmigrantes capturados cuando intentan entrar clandestinamente en España tienen derecho a un abogado, al igual que los que se ven rechazados en la frontera.El artículo 20 de la nueva ley señala que "los extranjeros tienen derecho a asistencia letrada de oficio en los procedimientos administrativos o judiciales que pueden llevar a la denegación de su entrada o a su expulsión o salida obligatoria del territorio español". La interpretación de Interior es que esta disposición se refiere a los que son rechazados al intentar cruzar por un paso fronterizo habilitado al efecto y a los que se encuentran ya en España, aunque hayan entrando clandestinamente, pero no a los que son sorprendidos en el momento en que intentan cruzar ilegalmente la frontera.

A estos últimos, a los que hasta ahora se expulsaba mediante la "devolución", que no figura en la nueva ley, se les aplicará en el futuro lel procedimiento del "retorno", regulado en el artículo 56. "Los extranjeros a los que en frontera no se les permita el ingreso en el país serán retornados a su punto de origen en el plazo más breve posible", señala.

Sólo si dicho plazo se demora más allá de las 72 horas, y es necesario el internamiento, interviene el juez, y lógicamente también el abogado.

Por el contario, Martí Mingarro considera que el artículo 20 ampara cualquier situación que suponga la denegación de la entrada o la expulsión de España.

Fuentes policiales de Algeciras, en el Campo de Gibraltar, una de las zonas más afectadas por la inmigración clandestina, indicaron ayer que los indocumentados que lleguen en pateras, al igual que los que intenten pasar en los transbordadores que cruzan el Estrecho desde un puerto marroquí, serán devueltos de inmediato a sus países de origen.

Una situación distinta se planmtea con los que llegan a Algeciras desde Ceuta, pues se puede considerar que esas personas se encuentran circulando entre distintos puntos del territorio nacional, por lo que cabe la posibilidad de que sólo se les imponga una multa y se proponga posteriormente su expulsión.

"En estos casos, las directrices las marca la Subdelegación del Gobierno, por lo que no sabemos todavía con precisión qué es lo que ocurrirá", aseguraron las fuentes consultadas. Su caso es el mismo que el de los inmigrantes indocumentados que sean detenidos en la Península y que, según la nueva ley de Extranjería, sólo pueden ser objeto de una multa o de una declaración de "salida obligatoria" de España que, en todo caso, no se podrá realizar por la fuerza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2000

Más información

  • La policía espera instrucciones en Algeciras