EEUU estudia subir hoy los tipos en medio de la crisis del euro

El euro alcanzó ayer otro mínimo histórico con una cotización de 0,9710 dólares. Fue su tercera caída consecutiva en una jornada en la que comenzó su reunión la Reserva Federal (banco central) de EEUU para estudiar una subida de los tipos de interés. La mayoría de los analistas apuesta por un alza de un cuarto de punto de los tipos en EEUU, por lo que éstos subirán del 5,50% al 5,75%, pero no se descarta que sea medio punto. Las principales bolsas europeas cerraron ayer con alzas. Madrid ganó un 1,23%.

Una vez descontada la subida de un cuarto de punto, el único problema estaría en una subida mayor de la prevista por los mercados, pero esta posibilidad parecía ayer descartada. Hace cinco años que la Reserva no aumenta los tipos de medio punto de un solo golpe. Incluso las bolsas europeas abandonaron ayer el pesimismo del día anterior, cuando se el presidente del Banco Central Europeo, Wim Duisenberg, insinuó una subida de los tipos de interés para frenar la caída del euro frente al dólar. El BCE estudia mañana si revisa sus tipos, que están en el 3%.La Bolsa de Francfort, la más castigada el pasado lunes, recuperaba ayer un 3,14%, mientras que París subía el 2,01%. Madrid subió un 1,23%, apoyada en muy pocos valores.

La decisión de la Reserva Federal se conocerá, previsiblemente, esta tarde y puede llevar hasta el 5,75% el tipo de interés en Estados Unidos, lo que aumentaría aún más el diferencial con la UE, actualmente de 2,5 puntos, y pondría en más aprietos a la moneda europea. La última vez que la Reserva Federal subió los tipos de interés fue el pasado día 16 de noviembre, como consecuencia de un reajuste en el que, en tres ocasiones, incrementó el precio del dinero en un cuarto de punto para recuperar el nivel previo a la crisis de 1998.

Alan Greenspan, el presidente de la Reserva Federal nunca ha estado a favor de métodos drásticos. El año pasado, el banco central aumentó tres veces los tipos, cada vez de un cuarto punto, hasta llegar al actual 5,5%. Es lo que se augura para este año: pequeños golpes de freno para limitar el acelerón norteamericano.

La bolsa estadounidense ha vivido uno de sus peores meses de enero de estos últimos años, perdiendo casi el 8% de su valor, tras conocer los excelentes resultados de la economía. Ayer el índice Dow Jones de Nueva York subió el 0,6%. El pasado viernes, el Departamento de Comercio anunciaba un crecimiento del 4% del PIB para el año 1999. La tasa de paro en Estados Unidos se sitúa en el 4,1%, el mejor resultado de estos últimos 30 años, y la inflación se ha mantenido en un 2,7%.

En la zona euro el paro se situó en diciembre en el 9,6% (15% en España), según datos difundidos ayer por la UE. La tasa de inflación en esta zona es del 1,7%.

La imparable bonanza hace temer un posible recalentamiento de la economía, sobre todo a la vista del afán consumista. El índice de gastos al consumo aumentó un 6,9% el año pasado, la mayor subida de estos últimos 10 años. El desequlibrio entre la oferta y la demanda es una de las principales preocupaciones de de Greenspan.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS