Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camacho se queja del calendario de la fase previa del Mundial

España conoció ayer el calendario de la fase de clasificación para el Mundial de 2002 y el seleccionador José Antonio Camacho no pudo disimular cierta contrariedad. Al seleccionador no le ha asistido en este tercer sorteo en un par de meses la fortuna de dos sorteos anteriores: el de esta fase del Mundial y el de la ronda final de la Eurocopa de este año. "No es el mejor", señaló Camacho, quien añadió: "Empezamos en Bosnia el 2 de septiembre y cuatro días después recibimos a Israel, cuando apenas haya empezado la Liga".Al sorteo hubo que recurrir para que los países del grupo7 de la fase previa del próximo Mundial fijase el calendario de sus partidos, según las fechas asignadas por la FIFA. Los seleccionadores de España, Austria, Israel, Bosnia y Liechtenstein se reunieron ayer en Madrid para acordar las fechas, pero fue imposible el acuerdo. Todos los países querían abrir el torneo en casa y frente a España con la excusa de que es el que más interés despierta. Israel, además, no facilitó el acuerdo al poner pegas religiosas -algunas fechas asignadas de octubre coinciden con fiestas nacionales de ese carácter-.

MÁS INFORMACIÓN

A Camacho no le gustó el principio y final del resultado del sorteo. "No queríamos jugar con los equipos considerados fuertes en septiembre o junio", dijo el seleccionador y España empieza con tres partidos complicados, en Bosnia, Israel y Austria. El final tampoco da facilidades: España cierra la fase en Liechtenstein, un rival cómodo, pero para entonces al resto de los equipos les queda un partido por jugar, el que puede decidir la clasificación definitiva.

Camacho, por otro lado, insistió ayer en el problema que ya anunció: la coincidencia del próximo partido de la selección, el Croacia-España, el 23 de este mes, con el Valladolid-Madrid, aplazado en la Liga. "No quiero que coinciden los partidos de la selección con los de la Liga. Ya hemos tenido un problema con el anterior partido [España-Polonia, del 26 de enero, que coincidió con otro aplazado: Real Madrid-Betis] y no estoy dispuesto a que se repita". La federación está dispuesta a colaborar con Camacho y lograr una solución. Según fuentes de la federación, ésta está dispuesta a abrir una puerta a la negociación, con la que el encuentro de Croacia se podría retrasar un día, al 24, y adelantar dos, al 21, el del Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2000