Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez detenidos por el ataque al centro de menores de Fuerteventura

El Cuerpo Nacional de Policía de Puerto del Rosario (Fuerteventura) detuvo ayer a diez personas por el asalto del pasado viernes a un centro de menores inmigrantes de la isla, en el que cinco jóvenes sin papeles resultaron heridos. Un grupo de entre diez y quince personas irrumpió en la residencia escolar, a donde llegaron en varias motos pequeñas y un coche, y, armados con piedras y palos, agredieron a los magrebíes acogidos en una acción que la policía califica como "reyerta entre bandas rivales". Entre los detenidos, la mayoría adultos, hay varios menores de 16 y 17 años, según informa Efe. Los arrestos se han producido cinco días después de los incidentes y tras la llegada a la capital de Fuerteventura de un dispositivo policial especial de Interior. La dificultad para identificar a los supuestos agresores ha sido la principal causa de la demora, ya que, según fuentes de la investigación, "muchos testigos se han desdicho de sus declaraciones iniciales y, en cualquier caso, los testimonios son contradictorios".

Algunos de los detenidos, que pasarán hoy a disposición judicial, tienen antecedentes por delitos relacionados con las drogas y residen en el conflictivo barrio de Las Noventa Viviendas.

Tras las detenciones, más de 30 personas, en su mayoría familiares de los presuntos agresores, se concentraron ante la comisaría de Puerto del Rosario en protesta por los arrestos. Los agentes han cerrado las puertas y ventanas de la comisaría ante las protestas de los concentrados. Entre ellos, Juana Pérez, madre de dos de los detenidos, aseguró a Efe que sus hijos estuvieron en casa la noche del asalto y criticó que la policía no le había dejado siquiera hablar con ellos.

El asalto al centro de menores de Fuerteventura ha desatado una fuerte polémica en un momento en el que ha aumentado la llegada de inmigrantes norteafricanos sin papeles a la isla y sobre todo tras unas polémicas declaraciones del senador del PP y alcalde de La Oliva Domingo Fernández Arroyo, quien reclamó el regreso de la Legión a la isla para expulsar a los inmigrantes. El mismo senador, que no ha sido desautorizado por su partido, culpó a los menores agredidos de la reyerta por haber "provocado" a los jóvenes isleños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de noviembre de 1999

Más información

  • Los familiares protestan por los arrestos