Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO TELEFÓNICA'

El PSOE niega la existencia de opciones en Argentaria

El PSOE recogió ayer el guante lanzado en el Congreso por el presidente del Gobierno, José María Aznar, y por el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato, que acusaron al anterior Ejecutivo socialista de haber permitido, en los años 1994 y 1995, la existencia de "opciones de compra" en determinadas empresas públicas en cuyo consejo se sentaban, además, representantes de la Administración de la época.El partido que dirige Joaquín Almunia identificó casi inmediatamente la entidad a la que se refirieron Aznar y Rato: el antiguo banco público Argentaria -privatizado y fusionado con el BBV-. El PSOE explicó lo que, en su opinión, son sustanciales diferencias entre lo que sucedió en Argentaria, con Francisco Luzón como presidente, y lo que ocurrió a partir de 1997.

Según el PSOE, en Argentaria no hubo en ningún momento plan de opciones sobre acciones (stock options), sino un sistema de bonus (premio ligado a la cotización de las acciones) para un número restringido de directivos, apenas una decena.

El sistema de bonus, además, no estaba asegurado con ninguna entidad financiera y de él no se beneficiaba el presidente de la entidad, Luzón. Los bonus no fueron aprobados por el consejo de administración, en el que se sentaban representantes de la Administración socialista, sino por el presidente.

A partir de 1997, sin embargo, con nuevo presidente (Francisco González) nombrado por el Gobierno del PP, Argentaria, según las mismas fuentes, sí adoptó un plan de opciones sobre acciones que afectaba a tres millones de títulos, beneficiaba a más de un centenar de directivos, incluido el presidente, Francisco González -actual copresidente del BBVA- y tenía un precio de aseguramiento con entidades financieras de 1.100 millones de pesetas. El PSOE concluye que no se puede comparar la realidad de Argentaria en los años 94-95 con el escándalo de las stock options desatado en torno a Telefónica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de noviembre de 1999