Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP retiene la alcaldía de León tras firmar un pacto de 230.000 millones

Javier Arenas rubrica el documento con el secretario general de UPL

El secretario general del PP, Javier Arenas, suscribió ayer el documento elaborado por Unión del Pueblo Leonés (UPL) y el PP de León, por el que gracias al compromiso de invertir en la región de aquí al año 2001 cerca de 230.000 millones de pesetas en diferentes obras de infraestructuras, los populares se aseguran la alcaldía de la ciudad, que ostenta Mario Amilivia, al menos hasta dentro de dos años. UPL mantenía ayer sus amenazas: "En el caso de algún incumplimiento siempre estará ahí la moción de censura".

MÁS INFORMACIÓN

Mientras los leonesistas, eufóricos, aseguraban haber "arrancado" al PP más de 200.000 millones para León, el alcalde de la ciudad y parlamentarios populares señalaban que no había nada nuevo en el pacto "que no estuviera en los programas electorales y en los proyectos y realidades" y que sólo se presentará una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de 1.000 millones para desarrollar las infraestructuras del aeropuerto, recientemente inaugurado.El Ministro de Administraciones Públicas, Angel Acebes, dijo ayer que el pacto "lo único que hace es plasmar las previsiones de los presupuestos del Estado y de Castilla y León", a la vez que "ha permitido dotar a León de la estabilidad que necesitaba".

Muchas de las obras reflejadas en el documento, con su coste al margen y los plazos, no figuran en el borrador de los Presupuestos Generales, según el PSOE. El plazo para incluir enmiendas finaliza el próximo día 29. En esta situación se encuentra el primer punto de los 34 desgranados en el escrito, referido a la integración del ferrocarril en la ciudad. Para ello se dice que se contratarán actuaciones por 5.000 millones. Para los enlaces entre Benavente (Zamora) y León, y esta última ciudad y Astorga, se piden 37.000 millones, cuando en los Presupuestos solo figuran 5.660 millones hasta el año 2.001 para la autovía hasta la localidad zamorana, según José Luis Rodríguez Zapatero, portavoz socialista de la Comisión de Administraciones Públicas en el Congreso y secretario general del PSOE leonés.

Según estas mismas fuentes, las Rondas Este y Sur con sus accesos y la ejecución de la presa de Casares serían "proyectos viejos con presupuestos nuevos" si se consiguen. En cuanto a los compromisos de la Junta de Castilla y León en el acuerdo, estos también son "viejos temas aparcados", según el PSOE regional. Para el Ejecutivo regional, los presupuestos de la comunidad reflejarán un incremento del 38% para León, respecto a las cantidades destinadas por el gobierno castellano-leonés el año anterior.

El acuerdo fue ratificado además de por Arenas por el secretario regional del PP, Jesús Merino -que se desplazó desde Valladolid en pleno Congreso de los populares-, el alcalde; el secretario general de UPL, Joaquín Otero, y el portavoz leonesista en el Ayuntamiento, José María Rodríguez de Francisco. La reunión fue tensa y corta, bajo la escusa del viaje posterior de Arenas y Merino a Valladolid.

Arenas insistió en repetidas ocasiones en la "bondad" del pacto, cuestión de la que dijo "no hay ninguna duda en la dirección nacional del PP", y destacó que éste vincula a "todos los que estamos en el PP" y se "traduce en una acción de gobierno en Castilla y León, en España y en un comportamiento de los grupos parlamentarios", con reflejo en lo que está en los Presupuestos y en las enmiendas futuras.

Pataleta

Arenas afirmó asimismo que el acuerdo refleja los programas electorales tanto del PP como de UPL, y arremetió contra las descalificaciones de Almunia al pacto. "No se debe reaccionar con pataletas ni rabietas infantiles, cuando uno aspira a presidente del Gobierno", dijo.En el Congreso regional del PP de Castilla y León, el pacto de León fue el comentario estrella de los pasillos. El alcalde de Valladolid, Javier León, del PP, del que se conoce bien su poca simpatía por su homólogo leonés, dijo que vigilará "con lupa" el seguimiento del pacto, y se preguntó que iban a pensar otras ciudades de Castilla y León.

El presidente regional, Juan José Lucas, quiso tranquilizar el ambiente y señaló que el acuerdo entra dentro de la negociación política y de los pactos. Amilivia rechazó responder al alcalde de Valladolid y dijo que los desacuerdos hay que tratarlos dentro del partido y no fuera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de octubre de 1999