Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las víctimas temen que Albright apoye una solución extrajudicial al caso

La campaña para conseguir una solución extrajudicial al caso Pinochet continúa. La entrevista que mañana celebrarán en Washington los jefes de las diplomacias de Estados Unidos y Chile ha provocado incertidumbre e inquietud entre los familiares de las víctimas del régimen de Pinochet y diversas organizaciones de derechos humanos. Aunque fuentes oficiales califican de "rutinario" el encuentro entre Juan Gabriel Valdés, ministro de Exteriores chileno, y Madelein Albright, los partidarios de que EEUU se sume a las acciones contra Pinochet temen que Valdés logre convencer a la Administración norteamericana para que presione a favor de una solución extrajudicial al caso entre España y el Reino Unido. Valdés, que no ha reconocido su deseo de abordar este tema en su cita con Albright, intentará alistar a la secretaria de Estado en la campaña para que Pinochet sea enviado sin juicio desde Londres a Chile. EEUU está adoptando una actitud ambigua, y algunas fuentes aseguran que vería con agrado una solución que evitara el juicio al dictador. La organización Human Rights Watch reclamó ayer a Albrigth que deje claro que EEUU no apoya las intromisiones políticas en este caso. En su opinión, el regreso del general a Chile sería "un gran error, porque existen pocas posibilidades de que allí sea juzgado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de agosto de 1999

Más información

  • Chile intenta que EEUU medie con España para liberar a Pinochet