Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sin poder jugar

Escribo esta carta para denunciar lo que últimamente viene sucediendo en la Chopera del Retiro madrileño. Primero fueron los señores de la Fundación Once quienes arrancaron las porterías de fútbol y descargaron dos camiones de piedras en el sitio que utilizábamos para jugar, con el motivo de instalar una carpa publicitaria. Después de conseguir, entre todos los que jugábamos, limpiar la mayoría de las piedras, instalaron otra carpa, esta vez de seguros Zúrich, y por supuesto más piedras. Lo más gracioso era saber que la exposición animaba a cuidar el medio ambiente, cosa que, desde luego, esta empresa en este caso no hizo.Pero los sábados y domingos por la tarde se ha fijado la Chopera como punto de reunión. Consumen cientos de botellas de cerveza, y muchísimas de ellas las dejan por todas partes o las rompen.

Por su parte, la única medida del Ayuntamiento ha sido la genial idea de cerrar la puerta de acceso a la calle Espalter, cuya única repercusión ha sido modificar la ruta de los que traen las cervezas y fastidiar a todos los que vivimos cerca y tenemos que dar una vuelta absurda. En estas condiciones, el terreno que usaba desde niño, primero para montar en bicicleta y luego para jugar al fútbol, es ahora un amasijo de piedras, cristales y restos de comida del que nadie se hace responsable.

Y por cierto, jugar en los campos del Ayuntamiento durante el año es casi imposible, pues están alquilados por colegios o equipos de fútbol.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de agosto de 1999