Predilección por Nicaragua

La sensibilidad de la Diputación de Valencia durante el año 1998 hacia Nicaragua y sus necesidades está fuera de toda duda. De los 190 millones de pesetas que la entidad provincial dispuso para subvencionar proyectos de cooperación el año pasado, más de 52 acabaron en el país centroamericano. A distancia se encuentra Perú con 27 millones de pesetas y Ecuador con 12. Ninguno del resto de países beneficiados con ayudas sobrepasa los 10 millones de pesetas. El asesor en materia de ayuda internacional al desarrollo Armando José Mena, contratado por Manuel Tarancón en 1995 y de origen nicaragüense, ha tenido un importante papel en la distribución de fondos.Mena llegó a España tras el acceso al poder de los sandinistas en Nicaragua, donde ejercía como fiscal durante la dictadura de Anastasio Somoza. El abogado, casado con una española, entró en la Diputación a principios de la pasada legislatura y centró su actividad en el departamento de cooperación al desarrollo. Desde este puesto, de designación personal por parte de Tarancón -que presidió la Diputación hasta el pasado febrero- estableció una estrecha relación con el actual consejero de Cultura en materia de ayudas. Mena mantiene fuertes contactos con el gobierno nicaragüense. Es el primer secretario de la embajada de su país en España, por designación del presidente Arnoldo Alemán. Su hermano también se encuentra bien relacionado con los círculos de poder de su país. A finales de 1998 la fiscalía de Nicaragua le abrió una investigación relacionada con la compra de terrenos de forma irregular para una sociedad de Alemán.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de julio de 1999.