Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roberto Bolaño publica 'Amuleto', novela "militante y latinoamericanista"

El escritor chileno afincado en Blanes (Girona) Roberto Bolaño (Santiago de Chile, 1953) presentó ayer en Barcelona su nueva novela, Amuleto, ambientada en México. La obra ha sido publicada, como sus tres anteriores, por Anagrama, que le concedió el Premio Herralde por Los detectives salvajes. Amuleto no tiene un argumento fácil. A partir de la anécdota de una mujer que pasó 13 días encerrada en un lavabo de la universidad cuando la policía asaltó la Facultad de Filosofía y Letras mexicana en 1968, Bolaño pasea por el submundo de los poetas y aspirantes a serlo de la noche mexicana, de la mano de Auxilio Lacouture, "madre de todos ellos y personaje delicioso". Auxilio, según el autor, está inspirada en un personaje real, Alzira Sust Scalfo, "una mujer muy conocida en los ambientes literarios mexicanos y de una gran generosidad. Estuvo a mi lado cuando abandoné Chile en 1973, y creo que ya toda mi vida no dejó de protegerme. Quizás ella sea ese amuleto del título".Aunque la novela se presenta como la narración de un crimen, lo cierto es que ese crimen no aparece hasta el final, y aun de una forma vaga, concretado en un colectivo formado por todos los jóvenes y niños latinoamericanos víctimas de guerras y de dictaduras. "En realidad, el crimen es tan atroz que la protagonista quiso olvidarlo, y el libro no es más que la recuperación de esa memoria", explicó Bolaño. Y prosiguió: "La obra es militante y latinoamericanista. Se trata de una propuesta radical, sólo tiene dos salidas: la muerte o la locura. Me dijeron que Alzira Sust se volvió loca y que sus alumnos le pagaron el billete de regreso a Montevideo. Me parece un buen sitio para que termine sus días, si no murió ya. Montevideo es una ciudad irreal, un buen escenario para los locos".

Tono menor

Bolaño aseguró que Amuleto "es una novela menor porque está escrita en tono menor". "Por eso he utilizado la primera persona, ya que las obras mayores de la literatura están escritas en tercera persona". La idea y los personajes provienen de fragmentos de Los detectives salvajes, cosa que sucede a menudo en la obra de este escritor: "Me gustan las variaciones sobre obra previa porque son el único juego que me permite escapar del enorme aburrimiento que es la literatura de hoy. Es tan aburrida que me pondría a llorar. La literatura actual me parece un claustro de profesores que siguen charlando sin tener nada que decir. De hecho, la literatura siempre ha sido un cementerio. ¿Qué narradores franceses recordamos ahora mismo, por ejemplo, del periodo de 1800 a 1820? ¿Cuántos de los centenares de narradores de mi generación serán recordados dentro de un siglo?". Y concluyó: "La verdad es que los escritores nos damos cuenta demasiado tarde de que la vida es breve. A mí, ya sólo me divierte escribir poesía, variaciones como Amuleto lo más que me sirven es para no aburrirme tanto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de junio de 1999