Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN YUGOSLAVIA Acuerdo de Paz

El despliegue aliado no espera a los rusos

Bruselas
La Alianza Atlántica controlará absolutamente cada palmo del territorio de Kosovo o seguirá bombardeando. Ésta es la esencia del mensaje que el general aliado Michael Jackson comunicó al teniente general yugoslavo Blagoje Kovacevic, con quien se reunió ayer durante cinco horas en un destartaladorestaurante en la frontera entre Yugoslavia y Macedonia. Ambas delegaciones hicieron un alto a media tardey se volveran a reunir hoy. El general británico se presentó con instrucciones precisas que transmitió a los generales yugoslavos, negando de estacualquier carácter de negociación a las conversaciones. se trata de un acuerdo técnico entre jefes militares.

El diseño del despliegue de la Kfor, la fuerza internacional que debe acompañar el retorno de los albanokosovares a sus hogares, no espera a los rusos. El esquema del plan operativo ya está ultimado, a salvo de ratificación formal por el Consejo Atlántico. El Estado Mayor, encabezado por el general británico -jefe de las fuerzas aliadas en Macedonia- se instalará en Pristina.De él dependerán jerárquicamente cinco sectores -no se trata de sectores de ocupación autónomos, como en el caso de Berlín de la postguerra-, encomendados a mandos militares italiano, británico, francés, norteamericano y alemán. El grueso e las fuerzas a su mando estará compuesto también por tropas de esas nacionalidades, pero abiertas a otras.

Los italianos -a quienes se sumarán seguramente los españoles- controlarán el Noreste, hasta la línea divisoria Kosovo-Serbia. Los británicos, una amplia zona centrooriental. Los franceses, el área cercana a Albania, donde preferentemente actúa el ELK. Los alemanes, el sector próximo a Macedonia y Bulgaria, y los norteamericanos, el lindante con Macedonia.

De los 50.000 soldados aliados, 7.000 (algo más de un 15%) serán de EEUU, el resto, europeos. El principal contingente será el británico (más de 10.000), seguido del francés (entre 6.000 y 7.000), el alemán (6.000) y el italiano (2.000). Quienes más aportan son pues los países del Grupo de Contacto. Luego vienen, España (1.200), Holanda, Bélgica, Grecia, Noruega, Polonia y Canadá (con unos mil cada uno), y en último lugar Turquía, Islandia, Luxemburgo, Portugal, Hungría y República Checa (con menos de 500 cada uno). Entre los países socios pero no miembros de la Alianza, Suecia y Finlandia enviarán conjuntamente 900 hombres. También contribuirán Bulgaria, Lituania, Eslovaquia, Eslovenia y Austria. Si Moscú participa, y finalmente se copia el modelo de la Sfor utilizado en Bosnia, habrá un mando ruso en Pristina, con fuerzas por encajar en uno o varios de los sectores diseñados. De ese mando, que se "coordinará" (gozará de autonomía, pero no irá por libre, será un especie de adjunto distinguido de Jackson) podrán depender todos los oficiales rusos, de forma que éstos obedezcan sólo a un militar de su nacionalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de junio de 1999