Un domingo con Mozart

Pasar una tarde de domingo con Mozart en el Palau de la Música, con los rayos del sol colándose por el bello lucernario de tonos dorados y malva de la sala es la propuesta del concierto que hoy (18.00 horas) clausura el ciclo Els Diumenges al Palau. La Orquestra Nacional de Cambra d"Andorra, el coro de cámara del Palau y el del Auditorio Enric Granados protagonizarán este concierto, en cuya primera parte se interpretará, bajo la dirección de Gerard Claret, la Sinfonía nº 29, K. 201, escrita por el genial compositor de Salzburgo en abril de 1774, y en la segunda, bajo la batuta de Jordi Casas, la Misa en do menor, K. 427, que tendrá como solistas a un cuarteto vocal español encabezado por dos brillantes y jóvenes sopranos: la valenciana Ofelia Sala y la zaragozana Marta Almajano, y en el sector masculino, por el tenor barcelonés Lluís Vilamajó y el barítono Jordi Ricart, también barcelonés. La Misa en do menor, K. 247 es una obra rodeada de gran misterio, inacabada, Mozart la empezó a escribir en julio de 1782, después de casarse con Constanze Weber sin el permiso de su padre, y se interpretó por primera vez en la abadía de San Pedro de Salzburgo el 26 de octubre de 1783, durante una visita del músico a su ciudad natal para intentar reconciliarse con su padre. La misa consta del Kyrie, el Gloria, esbozos del Credo y del Incarnatus, y partes incompletas del Sanctus y el Benedictus. La segunda parte del Credo y todo el Agnus Dei se perdieron. Mozart recicló la música de la misa para componer la cantanta Davidde penitente, K. 469

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS