Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEMINARIOLOS CONTAGIOS BAJAN MENOS QUE EN ESPAÑA

Crece el sida entre los heterosexuales pese al descenso de nuevos casos

La "confianza", en palabras del director general de Salud Pública, Francisco Bueno, es la causa del aumento del 26 % del contagio por el virus del sida en la Comunidad entre heterosexuales, pese al descenso total de infecciones en un 35% respecto al año 1995 -una caída del 43% en España-. Expertos internacionales analizaron ayer en Valencia una muestra de los programas diseñados para luchar contra la epidemia y apoyaron las medidas preventivas a la espera de que las pruebas realizadas de vacunas contra la dolencia sean efectivas.

El descenso del 35% de casos en la Comunidad desde 1995 a 1998 está acompañado de una caída del 45% de la mortalidad de los pacientes infectados por el virus VIH, debido a los tratamientos combinados. La disminución de nuevos contagios, sin embargo, es sensiblemente inferior a la registrada en toda España. El secretario del Plan Nacional sobre el sida del Ministerio de Sanidad, Francisco Parras, anunció ayer que los nuevos casos se han reducido "casi en un 43%" de media en las 17 comunidades autónomas desde 1995, un resultado que, reconoció, "es fruto de muchos años de trabajo". Bueno también comunicó que pese al descenso de nuevos contagios contraídos por prácticas homosexuales o los originados por el intercambio de jeringuillas infectadas entre drogodependientes, la "confianza" y la relajación en los métodos preventivos ha provocado un crecimiento de nuevas infecciones entre heterosexuales: de un incremento del 19% en 1995 se ha pasado al 26% de nuevos casos el año pasado. Con todo, el mayor número de infecciones sigue concentrándose en los toxicómanos que se contagian por compartir jeringuillas. El responsable del Plan Nacional destacó que la enfermedad no se puede considerar controlada al contar en toda España con más de 120.000 infectados y, además tratarse de una dolencia que "no tiene curación", pese a los avances logrados en su tratamiento. "Tendremos que convivir muchos años con la enfermedad", afirmó, para lo que recomendó extremar las medidas de prevención en España. Junto a estas medidas "que no terminan de ponerse en funcionamiento", el presidente de la sociedad española interdisciplinar del sida, Rafael Nájera, apostó por el camino de la investigación. "Es más fácil gastar miles de millones en terapéutica que cambiar las costumbres". En esta línea abordó las tres líneas de investigación abiertas que persiguen la creación de una vacuna que prevenga de la enfermedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de mayo de 1999