Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ronda del Mig tendrá un nuevo túnel con salida directa a la Diagonal

El Ayuntamiento de Barcelona construirá una salida a la avenida Diagonal, una vez superada la calle de Manel Girona, desde el túnel de la Ronda del Mig, a la altura de Carlos III. La obra tendrá prioridad y se iniciará en septiembre. Simultáneamente, se iniciarán los trabajos para la continuación del túnel de Mitre por debajo de la Via Augusta y con salida al exterior a la altura de Ganduxer -antes del semáforo-. El coste aproximado de las dos obras se sitúa en torno a los 2.200 millones de pesetas, según precisó Jaume Castellví, director de inversiones del Ayuntamiento de Barcelona. Vecinos de la zona y técnicos municipales mantuvieron una reunión el pasado lunes sobre las obras que están pendientes y los problemas planteados por ahora. El Ayuntamiento comunicó a los vecinos que saca a exposición pública el proyecto del túnel bajo la Via Augusta, cuya primera fase no tendrá impacto en el tráfico de superficie, ya que se realizará en galerías en el subsuelo, por debajo de las vías de los Ferrocarriles de la Generalitat. En principio, el tiempo calculado de los trabajos es de un año, aunque desde el Ayuntamiento se avanzó que ese término se ampliará para no provocar graves problemas de circulación en esa zona. Responsables municipales se comprometieron a dar prioridad a las obras del túnel de la Ronda del Mig -a la altura de Carlos III-, que permitirá salir directamente a la avenida Diagonal. Con ello, se trata de eliminar las retenciones de tráfico que se forman en Mitre porque los coches que utilizan el nuevo paso soterrado son menos que los que usan la superficie, ya que por el túnel no se dispone de salida hasta Travessera de les Corts, sin posible acceso a Diagonal. El túnel proyectado tendrá una longitud de unos 200 metros y evitará el desvío actual por Manel Girona. Los vehículos que pretendan ir en dirección centro deberán dar una vuelta de 180 grados en la plaza de Pius XII. Asimismo, tras la construcción del túnel bajo la Via Augusta, se cortará el acceso a la Ronda del Mig de los coches procedentes del túnel de Vallvidrera, que deberán ir a buscar la ronda por el paseo de Sant Joan Bosco. De momento, y para evitar las retenciones que se producen a la altura del antiguo campo del Español, los técnicos municipales han forzado dos carriles por la superficie, a costa del espacio que tenían las aceras. Esta situación ha generado protestas entre los vecinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de mayo de 1999

Más información

  • Las obras costarán 2.200 millones de pesetas y empezarán en septiembre