_
_
_
_

El presidente del Parlamento asturiano garantiza que dimitirá antes del debate de la moción contra Marqués

El candidato del PP en Asturias, Ovidio Sánchez, garantizó ayer que dimitirá como presidente del Parlamento antes de que se debata, la próxima semana, la moción de censura contra el Gobierno de Sergio Marqués, que fracasará al no disponer el PP de los votos necesarios. Previsiblemente, los populares también perderán la presidencia de la Cámara. Izquierda Unida (IU) les negó ayer la legitimidad para encabezar la lucha contra el transfuguismo y les recordó que en esta legislatura se han apoyado precisamente en un tránsfuga suyo. "Quien siembra vientos recoge tempestades", sentenció Gaspar Llamazares, coordinador de IU.El PSOE, IU y el Partíu Asturianista (Pas) coinciden con el PP en la ilegitimidad del Ejecutivo de Marqués, que no cuenta con más apoyo que el de los cinco diputados que abandonaron el PP. Además, Marqués es hoy presidente de la Unión Renovadora Asturiana (Uras), que no concurrió a los últimos comicios. Pero todos reprochan al PP que haya tardado ocho meses en formalizar la moción; le corresponsabilizan, junto a Marqués, de la "grave crisis institucional" asturiana, y critican que pretenda un cambio de Gobierno a poco más de 100 días de las elecciones autonómicas y a apenas 50 de la disolución de la Cámara. IU y el Pas también responsabilizan al PSOE de desoír su ofrecimiento de septiembre para promover medidas contra Marqués.

El PP también fracasó ayer en su propósito de retener por consenso la presidencia del Legislativo. El PSOE, IU y el Pas argumentan que los populares no la asumieron de forma consensuada, sino por ser el principal grupo, condición que perdió el 19 de octubre con la escisión de los marquesistas. Hoy el más importante es el del PSOE, con 17 escaños, uno más que el PP. IU y el PSOE parecen coincidir en mantener el reparto de fuerzas en la Mesa -dos representantes del PP, dos del PSOE y uno de IU-, lo que da mayoría a la izquierda. Además, el Pas también ha anunciado que no respaldará a los populares.

La moción de censura será registrada hoy. El reglamento exige que transcurran al menos cinco días para su debate. Mientras tanto, José María Yáñez, exmiembro del PP y hoy en la Uras, calificó ayer a Sánchez de "sepulcro blanqueado" y afirmó que su iniciativa se volverá en su contra al verse obligado a desvelar su verdadera faz.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_