Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COPA DE LA UEFA

La UE teme que la ley Bosman ha desestabilizado el fútbol

Un documento confidencial elaborado por los servicios del comisario europeo para la libre competencia, Karel Van Miert, reconoce que la aplicación del llamado decreto Bosman "parece haber beneficiado a los mejores jugadores" pero eso se ha hecho en detrimento de "la estabilidad que necesita el mercado y, sobre todo, los clubes, los jugadores y las organizaciones deportivas para poder garantizar un deporte de calidad".El documento hace responsables a los "grandes clubes", que no quisieron poner en marcha "un sistema de solidaridad porque han preferido moverse en el terreno económico" y advierte que "la mayor parte de esos grandes clubes pretenden la propiedad de los derechos de radiodifusión y se apartan más y más de los pequeños".

Los servicios jurídicos de Van Miert pintan un panorama caótico. Creen que no hay medios legales de oponerse a la creación de competiciones por parte de sociedades privadas, "lo que podría tener efectos benéficos al introducir la competencia en el mercado de la organización de acontecimientos deportivos", pero eso parece que se hará, de nuevo, en detrimento de los clubes menos poderosos. La posibilidad de saltarse las fronteras nacionales "si hay acuerdo de los Estados" está ahí, de manera que belgas y holandeses podrían optar por jugar en un mismo campeonato más potente o el Benfica de Lisboa o el Oporto, por citar ejemplos claros, podrían también preferir sumarse a la Liga española.

Aunque en nombre de "la incertidumbre de los resultados" el comisario comprende la mutipropiedad de equipos es un peligro, tampoco cree que pueda prohibirse tal y como desea la UEFA. En el fondo las 35 páginas del documento son un largo reproche contra la incompetencia de las instancias deportivas, incapaces de adaptarse a la época y anticiparse a los problemas. "Hay que buscar caminos menos restrictivos que los propuestos por la UEFA para alcanzar el mismo objetivo". El cambio de club por parte de un jugador tampoco puede ser objeto de indemnización alguna, sea o no sea comunitario el jugador. "Las cláusulas de rescisión tienen como objeto y efecto distorsionar de manera notable la libre competencia en el mercado del espectáculo futbolístico".

Al mismo tiempo que el diario Le Monde revelaba el documento del comisario europeo, también se desvelaban las líneas maestras del proyecto de ley que la ministra francesa del deporte piensa presentar mañana ante sus colegas de gabinete y que, en varios aspectos, parece ir en contra de las normas de Bruselas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 1999