Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía palestino y una niña mueren en un tiroteo con militantes de Hamás

Un oficial de la policía palestina fue asesinado ayer a tiros por un militante de Hamás en Rafah, al sur de la franja de Gaza, cuando trataba de evitar la detención, atropellando y matando en su huida a una niña de ocho años. El incidente, primero de estas características desde que se estableció la autonomía palestina, puede ser el prólogo de un enfrentamiento abierto entre las milicias de Hamás y las fuerzas de seguridad de Yasir Arafat.

Todo se produjo a las once de la mañana, en las calles de Rafah, cuando un coche de patrulla de la Seguridad Preventiva palestina localizó a tres militantes de Hamás. Se trataba de Raed Atar y otros dos miembros del brazo armado militar Ezedín al Kasam. Todos ellos eran buscados por las autoridades desde hace varios meses, por su supuesta participación en la ola de atentados cometidos en Israel antes de las elecciones generales de mayo de 1996, en los que murieron decenas de personas.

Los militantes de Hamás, que viajaban a bordo de un turismo, trataron de emprender la huida, al tiempo que dispararon contra uno de los funcionarios de seguridad, Rifaat Judah, de 33 años, quien murió alcanzado por una de las balas. En su huida, el coche atropelló a una niña de ocho años, Fadwa Abu Jarwana, que falleció poco más tarde en la clínica a la que fue traslada da. La policía logró, horas después, detener a los tres islamistas, en el campo de refugiados de Shati, al norte de Rafah.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de febrero de 1999

Más información

  • El incidente, primero de este cariz, amenaza con desatar un conflicto con los integristas