Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo francés Zebda presenta su rock multicultural y de denuncia social

La discográfica Esan Ozenki ha editado Essence ordinaire el tercer disco de Zebda, un grupo francés que lleva 10 años trabajando por ser la voz de la sociedad del país vecino. Su música, que mezcla ahora lo acústico con el rock y el hip hop, tiene mucho de compromiso con los valores democráticos. En sus canciones existe una denuncia permanente de la exclusión social y los problemas que acechan a los colectivos franceses más marginales. Zebda, integrado por hijos de emigrantes argelinos, actuará en España en abril.

Éste es el tercer trabajo de Zebda y el segundo que edita Esan Ozenki. Desde su lanzamiento al mercado musical francés, el grupo ha vendido más de 60.000 copias de Essence ordinaire, grabado íntegramente en estudios de Nueva York y Francia. Este disco, producido por Nicholas Sansano, que ha trabajado con Public Enemy, supone un encuentro entre diferentes estilos musicales: los sonidos acústicos, el rock y el hip hop, con un contenido altamente social, según aseguró ayer en San Sebastián el cantante del grupo, Mustapha Amokrane. Zebda cree en la música como altavoz de los sin voz. Su trabajo no se puede desvincular de su condición de hijos de emigrantes argelinos con todo lo que conlleva: su vida en los barrios obreros más azotados por el paro y la exclusión social. Por eso su música es comprometida. "La sociedad francesa moderna", dijo ayer uno de sus nueve integrantes, "es multicultural y si los políticos viven desconectados, al margen de la realidad, nosotros queremos ser la voz de la sociedad francesa de hoy". Pero huyen del dramatismo en su lenguaje: "Procuramos tratar de una manera humorística la problemática cotidiana de la exclusión social. Porque es la vida y hay que tomarselo así para seguir adelante". Ni siquiera la portada de su disco oculta su sensibilidad social: varios jóvenes empujan un coche en una calle desolada de Brooklyn. "La elegimos", dijeron ayer, "porque podrían ser nuestros amigos". Zebda ha realizado un gira importante por Francia, que ayer llevó al grupo a Bayona y actuarán en España en abril. No les asusta la barrera del idioma. "Para nosotros", dijo Amokrane, "la fiesta es universal: cuando tocamos en otro país encontramos una respuesta similar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de diciembre de 1998

Más información

  • Esan Ozenki edita a la formación, integrada por hijos de emigrantes