EEUU y la UE recrudecen la "guerra del plátano" con amenazas de sanciones

La tensión en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y la Unión Europea ha alcanzado un punto crítico en la llamada guerra del plátano. La Oficina de Comercio Exterior de EEUU anunció ayer su intención de imponer aranceles de hasta el 100% a una larga lista de productos europeos como represalia por el nuevo régimen de importación de plátanos de la UE. Bruselas había adelantado, desafiante, que acudirá a la Organización Mundial de Comercio para exigir sanciones contra EEUU si publica esa lista.

La guerra del plátano tiene un nuevo capítulo y amenaza con deteriorar las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Europa en todos los ámbitos. El nuevo frente lo abrió ayer la Oficina de Comercio Exterior estadounidense con la posición de Bruselas ya conocida de antemano.Los estadounidenses han propuesto al Gobierno la imposición de sanciones a algunos productos procedentes de la UE como represalia por el nuevo régimen comunitario de importación de plátano. La Oficina de Comercio Exterior de EEUU se mostró a favor de cargar con un arancel del 100% una larga lista de productos europeos, en una medida que entraría en vigor entre el próximo 1 de febrero de 1999 y "no más tarde del 3 de marzo". De acuerdo con el calendario propuesto, su intención es publicar oficialmente las sanciones arancelarias el próximo 15 de diciembre.

EEUU se opone al nuevo régimen de importación de plátano que pondrá en marcha la UE a partir del 1 de enero por considerar que no respeta las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de 1997. Las compañías multinacionales que comercializan plátano latinoamericano, la mayoría de EEUU, se quejan de que el nuevo sistema de importación seguirá dando prioridad a los plátanos procedentes de África y el Caribe y a los productores de plátano comunitario frente a las mercancías que vienen de América Central.

En Bruselas, la Comisión Europea anunció que denunciará a EEUU ante la OMC y exigirá sanciones contra ese país si pone en marcha medidas de represalia contra la UE. "Ningún estado miembro de la OMC puede juzgar unilateralmente a otro. Estados Unidos se sitúa por encima de la ley", afirmó el comisario europeo Leon Brittan, responsable de las relaciones con EEUU. Brittan añadió que la aplicación de esas sanciones perjudicaría "inevitablemente" las relaciones económicas y políticas..

Represalias

El comisario europeo advirtió de que la Comisión pondrá en marcha medidas de represalia comerciales y exigirá a la OMC sanciones semejantes a las que pretende aplicar EEUU. El funcionario señaló, además, que las sanciones estadounidenses obstaculizarían el nuevo plan económico trasatlántico aprobado el lunes.Tras las declaraciones de Brittan, llegó la réplica. En esta nueva ocasión fue la representante de EEUU para el Comercio, Charlene Barshefsky, quien afirmó que su país desea llegar a una solución "mutuamente aceptable" en el conflicto. "Deseamos trabajar con Europa para llegar a una solución", afirmó en una intervención frente al Comité presidencial para las exportaciones. Aún así, reiteró la posibilidad de aplicar sanciones.

De llevarlas a cabo, EEUU aplicaría la ley Super 301, que le permite tomar medidas unilaterales de castigo cuando considera que sus intereses se ven perjudicados. EEUU propone "la imposición de un arancel prohibitivo (100% del valor) sobre determinados productos comunitarios como la acción apropiada por el fracaso de la UE en cumplir con las reglas de la OMC", señaló la Oficina de Comercio Exterior.

También consideran la posibilidad de incluir la imposición de otras tarifas o, incluso, restringir o negar autorizaciones a la UE para determinados servicios. Además propone imponer ese arancel a determinados quesos frescos, queso rallado de todo tipo y queso azul, productos de panadería, zumos de frutas y vegetales no enriquecidos con vitaminas o minerales, zumos de manzanas, vinos espumosos y otros vinos envasados en recipientes de dos litros o menos.

También se verían perjudicados artículos cosméticos y de uso doméstico. La lista incluiría maletas, baúles y mochilas de colegio, fundas de cámaras fotográficas, bolsos, carteras y productos de papelería, cajas de cartón y material de oficina de cartón.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS