Demanda contra Visa y MasterCard por copar el mercado de tarjetas

Visa y MasterCard, con cuyas tarjetas se realiza el 75% de las compras a crédito en EE UU, son desde ayer objeto de una demanda del Departamento de Justicia por supuestas prácticas de monopolio. Joel Klein, jefe de la división antimonopolio, famoso por su batalla contra Microsoft, declaró que las dos empresas "no compiten realmente entre ellas, porque están controladas por los mismos bancos".

Tal dominio del mercado, según las autoridades, les libra injustamente de ofrecer mejores servicios al consumidor y además funciona en detrimento de tarjetas de menor circulación, como American Express y Discovery. Además, según Klein, los ejecutivos de ambas empresas no han ocultado nunca este pacto de conveniencia.Precisamente fue American Express la empresa que solicitó esta investigación hace tres años, a través de una queja ante el Departamento de Justicia. La titular de esa cartera en Washington, Janet Reno, confirmó ayer que "los consumidores estadounidenses salen perdiendo" con la actual configuración del mercado de tarjetas.

Según la demanda, presentada en un tribunal federal de Nueva York, la red de bancos que es propietaria y al mismo tiempo administra las tarjetas Visa y MasterCard sólo emite esas tarjetas a sus clientes, y no les ofrece la posibilidad de asociar sus cuentas a tarjetas de la competencia, principalmente American Express y Discovery.

La red mundial

Esa red, conocida como VisaNet, está compuesta por 21.000 entidades bancarias en todo el mundo. El Departamento de Justicia solicita ahora por la vía legal que se levanten estas normas de exclusividad. Además de privar al consumidor de la tarjeta de su elección, Janet Reno añadió que el bloqueo de la competencia ha impedido en los últimos 10 años la introducción en el mercado del llamado "dinero electrónico".Visa y MasterCard también son acusadas de retrasar o al menos no fomentar el desarrollo de sistemas de seguridad para realizar compras a través de Internet. Ambas empresas tampoco enfrentan sus estrategias de mercado y publicidad, con las que suelen apuntar, en cambio, contra American Express. Visa es el mayor sistema del mundo de pago a crédito, con 600 millones de tarjetas (el 53% del total) distribuidas por todos los continentes y un volumen de ventas de 1.630 millones de dólares en 1997 (228.600 millones de pesetas). Por debajo de Visa están American Express y MasterCard. La primera facturó más de 17.000 millones de dólares (2,3 billones de pesetas), pero su actividad se extiende también a otros sectores como el editorial y de viajes. MasterCard controla el 37% del mercado.

Al presentar la demanda, Joel Klein dijo que los problemas que se denuncian en EE UU no se han producido en Europa y América Latina porque las autoridades extranjeras antimonopolio lo impidieron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de octubre de 1998.

Lo más visto en...

Top 50