Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las pulgas obligan a desalojar unas dependencias de la Policía Municipal

Las pulgas patrullan desde hace meses por las dependencias de la policía municipal, en la calle de Bravo Murillo. El sindicato UGT denunció ayer que una plaga de dípteros somete a los agentes de la unidad de tráfico a continuos "ataques". En este mismo local también trabajan empleados de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y del servicio de limpiezas del Ayuntamiento.Para eliminar a estos molestos insectos, la policía decidió ayer cerrar las oficinas hasta el lunes y de este modo, proceder a la fumigación.

Mientras, los agentes y los vehículos de la unidad afectada se han repartido por otras dependencias.

El sindicato calificó el hecho de "situación esperpéntica e innecesaria". "En este caso, la realidad supera a la ficción", añade en un comunicado de prensa.

La policía, por su parte, restó importancia al incidente. Un portavoz policial explicó que la fumigación del local ya estaba planificada desde hacía algún tiempo, cuando se detectó que había pulgas en las instalaciones. La policía achacó la presencia de los insectos a una camada de gatos abandonados que habitan en la zona. "No hay nada improvisado en el desalojo, porque estaba anunciado y planificado desde bastante tiempo", señalaron fuentes policiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de agosto de 1998