Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El conflicto fronterizo entre Etiopía y Eritrea degenera en guerra abierta

Los combates fronterizos entre Etiopía y Eritrea, iniciados a mediados del pasado mes, degeneraron ayer en un guerra abierta con intervención de la fuerza aérea de ambos países vecinos. La aviación etíope, en dos oleadas, bombardeó el aeropuerto de la capital de Eritrea, Asmara, mientras este país replicaba atacando Mekelé, capital de la provincia etíope de Tigré. Docenas de personas murieron.

MÁS INFORMACIÓN

EE UU -que está mediando en el conflicto- y el Reino Unido han pedido a sus ciudadanos que se encuentran en Eritrea que abandonen el país. Los Gobiernos norteamericano y británico, junto con el canadiense, mantienen contactos para enviar una avión para repatriar a sus nacionales. Por otro lado, fuentes diplomáticas españolas informaron ayer de que los cuatro españoles que residen en Eritrea se encuentran bien y no han mostrado su deseo de ser repatriados. Tres de ellos viven en la capital, Asmara, y el otro, en Asab.A primera hora de la tarde de ayer, cuatro aviones etíopes, en dos oleadas sucesivas, lanzaron sus misiles contra las instalaciones civiles y militares del aeropuerto de Asmara, según fuentes diplomáticas occidentales. La artillería antiaérea eritrea derribó uno de los aparatos atacantes, según dichas fuentes. Poco después, la aviación eritrea lanzaba su aviación contra Mekelé, a 160 kilómetros al norte de Addis Abeba. El bombardeo de Asmara causó al menos un muerto y cuatro heridos, y en Mekelé se registraron seis heridos. Por la tarde, aviones eritreos bombardearon de nuevo Mekelé provocando docenas de muertos e hiriendo a más de cien, según relataron algunos testigos.

Ayer, EE UU condenó el ataque etíope contra Asmara y comunicó al embajador de Addis Abeba en Washington que deplora esa escalada en el conflicto. Las hostilidades entre los dos países se iniciaron el pasado 12 de mayo, cuando tropas eritreas penetraron 10 kilómetros en la zona fronteriza del noroeste etíope, en la región de Yirga, que Asmara considera parte integrante de su territorio.

Ayer, los combates fronterizos registraron un recrudecimiento en el citado frente y en la localidad etíope de Zalanbesa (al norte de Mekelé ), y se extendieron a un tercer foco, en Asab.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de junio de 1998

Más información

  • Bombardeos aéreos contra Asmara y Mekelé