Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las dos terceras partes de Abandoibarra estarán cubiertas de césped y arbolado

El preproyecto que ayer presentó el equipo del arquitecto César Pelli para la urbanización de la zona de Abandoibarra, en Bilbao, reserva dos terceras partes del área para árboles y zonas verdes. Paralelamente, el tamaño de los edificios será menor, especialmente, la torre de oficinas. Uno de los puntos más importantes de todo el proyecto es el hotel de cinco estrellas, para el que aún no se ha decidido la ubicación, pero sí que tendrá casi el doble de superficie de lo proyectado con anterioridad.

MÁS INFORMACIÓN

La penúltima pincelada en el diseño del Bilbao del futuro está planeado que esté marcada por los grandes espacios y los edificios de relumbrón. Los planes del arquitecto César Pelli para la zona de Abandoibarra comprendida entre el Museo Guggenheim y el, aún en construcción, Palacio Euskalduna, apuestan por las zonas verdes (dos terceras partes) y los edificios de entre cinco y siete alturas. La única excepción la constituirán la torre que presumiblemente ocupará la Diputación de Vizcaya, que podría llegar a los 36 pisos, y el hotel de lujo. Precisamente, el hotel fue el punto en el que más hincapié hizo el alcalde de Bilbao, Josu Ortuondo, en la presentación ayer a los medios del preproyecto. El hotel, que podría situarse en las cercanías del Palacio de Euskalduna o al lado de la ampliada Plaza del Museo, es para Ortuondo un arma de primer calibre para atraer gente a Bilbao "ahora que estamos en el mapamundi". El alcalde bilbaíno destacó el interés de las distintas cadenas hoteleras en instalarse en la ciudad y confirmó que los hoteleros le habían pedido que se ampliara hasta los 14.000 metros cuadrados (ver EL PAÍS del pasado sábado) la superficie, ya que no consideran rentable un establecimiento con menos de 220 o 250 habitaciones. El alcalde aseguró además que a la hora de adjudicar la concesión del hotel "no se tendrá en cuenta quien más dinero ofrezca, sino quien pueda vender mejor Bilbao". El alcalde se mostró partidario de atraer al turismo de alto nivel competitivo. Probablemente, el diseño del hotel también se haga a través de un concurso en el que se espera que participen los grandes nombres a nivel mundial de la arquitectura. Lo que no desveló el alcalde es si el Ayuntamiento se convertirá finalmente en el promotor de este proyecto. Inicialmente, el terreno en Abandoibarra (8.000 metros cuadrados) y el derecho a construir el hotel correspondería a la compañía Demir y a la familia Ybarra como pago de la expropiación indebida de los terrenos en los que ahora se levanta el Museo Guggenheim. Sin embargo, el hecho de que se destine una mayor superficie al hotel ha llevado a los responsables del consistorio a meditar convertirse en promotores por su cuenta y pagar las deudas de las expropiaciones con el dinero que obtengan. Los integrantes del equipo de Pelli desplazados a Bilbao, encabezados por Diana Balmori (esposa del arquitecto y responsable del diseño paisajístico de la zona), e integrado por Fred Clarke, Eugenio Aguinaga, Bill Butler y Ana María Torres, presentaron, ayudados de varias maquetas y decenas de grandes planos, un proyecto en el que se intenta integrar la zona del ensanche con la ría. Los edificios no superarán en altura a los de los alrededores y el descenso desde los 15 metros de altura del ensanche a los seis metros del borde de la ría se solucionarán con suaves pendientes. Sin embargo, éste es tan sólo el preproyecto, pendiente de aprobación por el Ayuntamiento y por la propia promotora Bilbao Ría 2000, y no se trata más que de un plan de urbanización en el que se fijan volúmenes y alturas. Los distintos edificios dependerán de cada adjudicatario de los terrenos que encargarán a arquitectos de su elección el diseño de los mismo. Se puede decir que ya se conoce la forma de Abandoibarra, pero aún es muy pronto para saber qué aspecto tendrá. Freno de Fomento Además, aún está lejos el momento en el que se traslade la estación de contenedores situada en la zona. Una disputa entre Puertos del Estado y Renfe (ambos dependientes del Ministerio de Fomento) ha evitado que comiencen las obras de la estación de Santurtzi, donde deben trasladarse las actuales instalaciones ferroviarias de Abandoibarra. Ortuondo cree que este mismo mes se desbloqueará el proyecto de Santurtzi y se licitarán las obras. Por lo tanto, las obras de Abandoibarra comenzarán por el borde de la ría, en donde se construirá una carretera de tráfico lento, de tan sólo dos carrilles y con más de una docena de pasos de cebra y por donde transcurrirá el futuro tranvía entre Atxuri y San Mamés. Para dar mayor sensación de verdor, el tranvía tandrá sus raíles anclados en el césped.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de mayo de 1998

Más información

  • Ortuondo resalta la "prioridad" para la construcción de un hotel de lujo