Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ecologistas recogen más de 10.000 peces muertos por el vertido al Arga

Los barbos han desaparecido casi en su totalidad del río Arga a su paso por Pamplona, según la asociación ecologista Gurelur, que, en tres días de trabajo, ha recogido más de 10.000 peces muertos por el vertido tóxico ilegal a sus aguas realizado el pasado 26 de abril y cuya composición siguen investigando los técnicos de Medio Ambiente del Gobierno navarro. "Los análisis del agua no mostraron ningún resultado y los efectuados en el hígado de los peces muertos no han despejado el misterio", indicó ayer Alberto Otamendi, director del Servicio de Calidad Ambiental. Mientras Antonio Munilla, portavoz de Gurelur, aseguraba que los peces recogidos hasta la fecha son sólo una pequeña parte de los animales envenenados que aún permanecen en el fondo de las aguas y que más de un 90% de los barbos han muerto. Otamendi reconoció que el análisis de los peces no ha dado pistas sobre qué vertido tóxico produjo la mortandad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de mayo de 1998