Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un encargado de seguridad estará en los tajos con más de seis obreros

"La generalidad es que todo funciona mal: las obras de empresas grandes tienen un número de accidentes similar a las de las pequeñas", diagnosticó ayer el consejero de Economía, Luis Blázquez. Anunció el refuerzo de las medidas para prevenir la siniestralidad laboral (será obligatorio que las obras con más de seis obreros tengan un delegado de seguridad). Los sindicatos UGT y CC OO supeditaron cualquier posible acuerdo a que cada iniciativa lleve aparejada una dotación presupuestaria.El consejero, los sindicalistas y representantes de la patronal CEIM participaron por la mañana en una reunión del naciente Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo, que tuvo como punto central los elevados índices de siniestralidad en los tajos. En lo que va de año han muerto 11 obreros en la construcción, según la consejería, y 19 a tenor de los datos sindicales.

En el encuentro, Blázquez presentó un proyecto de plan de actuación que parte de la necesidad de mejorar las tareas de prevención y desarrolla la nueva normativa sobre riesgos laborales. La potenciación de la figura del delegado de prevención -cargo que recaerá en uno de los operarios, que no podrá ser sancionado por su desempeño y deberá recibir la formación adecuada- será uno de los primeros pasos. "No vamos a autorizar ningún centro de trabajo que carezca de esa figura y de un plan de seguridad", anunció el consejero. "Aumentaremos la presión hasta donde los límites de las leyes lo permitan", añadió.

Los inspectores de Trabajo dedicados a la construcción pasarán de los 12 actuales a 15. Y Blázquez controlará su actividad semanalmente. A ellos se sumarán cinco técnicos regionales. En paralelo con estas medidas, la consejería continuará la homologación de empresas que auditen la seguridad en los tajos y de aquéllas dedicadas a la formación de los trabajadores. Según el consejero, la mejora de la situación pasa por un cambio "de la cultura empresarial".

Vigilar el trabajo temporal

Blázquez anunció también la intensificación de las inspecciones sobre las empresas de trabajo temporal (ETT). "Son un área de riesgo importante por su sistema de contratación", señaló. Otros sectores de vigilancia creciente serán la madera y la siderometalurgia.UGT y CC OO supeditan su posible apoyo al plan de Blázquez a que cada medida cuente con financiación asegurada. "No vamos a hacer ningún consenso si no hay partidas presupuestarias", anunció Miguel Ángel Abejón, de UGT. Francisco Naranjo (CC OO) añadió que, si en la próxima reunión del Instituto -el 17 de abril- "no se tira para adelante, habrá movilizaciones en otros sectores". Las dos centrales han convocado huelga en la construcción para el próximo día 28, en protesta por los accidentes laborales. Los representantes de la patronal se ausentaron del encuentro sin dar a conocer su opinión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de abril de 1998