Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS: COPA DAVIS

Angustioso arranque frente a Brasil

Moyá pierde con Kuerten y Corretja supera a Meligeni en cinco mangas

La torcida no se mostró agresiva, pero eso tuvo poca incidencia en el desarrollo de la primera jornada de la eliminatoria de Copa Davis entre Brasil y España. Las apreciaciones de Alex Corretja fueron correctas en este sentido: en esta zona del sur de Brasil la gente es menos beligerante que en otras partes. El público no molestó, pero con su apoyo permitió al número uno de Brasil, Gustavo Kuerten, levantar un partido que cedía por dos mangas a cero y que tenía practicamente perdido frente al mallorquín Carlos Moyá.Esta derrota dejó la eliminatoria en una situación complicada, pero "previsible", según el propio Moyá. Corretja, el número uno del equipo español, encontró muchas más dificultades de las previsibles frente a Fernando Meligeni, 64º mundial, pero consiguió superarle en cinco mangas y dejar así la eliminatoria en empate a una victoria tras la jornada inicial. El doble de hoy (17.00, hora peninsular española) puede convertirse en un punto decisivo. Corretja y Javier Sánchez se enfrentarán a Kuerten y Jaime Oncins. Ayer, Corretja acabó con evidentes signos de cansancio, tras 3 horas y 43 minutos de partido.

El principal temor de España era el hecho de que Brasil ha perdido en esta década sólo una eliminatoria en casa de las seis que ha disputado en el Grupo Mundial de Copa Davis. Aquella torcida que obligó al austríaco Thomas Muster a retirarse de la pista y que llevó por el camino de la amargura a la Alemania de Boris Becker, estuvo ayer correcta: apoyó a sus jugadores y silbó, como ya es habitual en esta competición, los errores del rival. Nada más. Pero eso bastó para desequilibrar un poco a Moyá y para levantar el ánimo a Kuerten y llevarle en volandas hacia el triunfo.

Su situación era realmente complicada. El campeón de Roland Garros desperdició tres bolas de set en la primera manga y eso le rompió los esquemas hasta el punto de ceder la siguiente en sólo 27 minutos (6-1). Moyá tuvo entonces ocasión de encarrilar el partido, cuando dispuso de un breakpoint en el cuarto juego del tercer set. Pero en lugar de eso, permitió levantar a Kuerten, le cedió el saque en el noveno juego (5-4) y le ofreció la manga en blanco en el siguiente juego.

El cambio de actitud de Kuerten se hizo patente tras su primer break. Saltó como si hubiera ganado el partido, lanzó la raqueta al aire y con sus gestos encendió a un público que ya no se calló hasta el final. Moyá no se amilanó por eso. Siguió luchando a un altísimo nivel, a pesar de ver como el brasileño disponía incluso de una bola para el 5-0 en la cuarta manga. Y en la quinta el mallorquín tuvo sus opciones cuando dispuso de cinco bolas de rotura: dos para el 3-1 y otras tres para el 4-4. En lugar de eso, fue Kuerten quien pasó a controlar el encuentro de forma definitiva.

"Yo no creo que haya sido poco agresivo en estos puntos de break", indicó el mallorquín, de 21 años. "Tal vez en uno. No más. En realidad, no cambiaría nada del partido. Estoy contento de lo que hice, pero muy enfadado por haber perdido", agregó. Kuerten, en cambio, aseguró que nunca había pensado que podía perder. "Eso no me pasó por la cabeza. Jugué siempre con el mismo entusiasmo y al final, con un público entregado, desarrollé mi mejor tenis", sentenció.

Eso fue algo que Corretja nunca logró en su partido contra Meligeni, cuya entrega absoluta le sirve para complicar la vida a grandes tenistas, como hizo con el estadounidense Jim Courier o ayer con Alex. En ambos casos agotó las cinco mangas, pero perdió. Corretja, que tal vez acusó en exceso la responsabilidad de ser el número uno del equipo español y de disputar tres puntos, estuvo dos sets a uno abajo y forzó la quinta manga gracias a un break en el noveno juego del cuarto set. En el quinto se mostró mentalmente más fuerte y acabó imponiendo su calidad de séptimo jugador mundial.

Resultados

Brasil, 1; España, 1.

Kuerten (10º mundial) vence a Moyá (17º) por 5-7, 1-6, 6-4, 6-4, 6-4.

Correjia (7º), a Meligeni (64º) por 4-6, 6-4,3-6, 6-4, 6-4.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de abril de 1998