ARCO 98

Portugal muestra las tendencias de tres décadas

La presencia de Portugal como país invitado, con 18 galerías seleccionadas por el crítico Joao Pinharanda, responde a su fidelidad desde la primera edición de la feria. A pesar de que atraviesa un momento delicado -acaban de cerrar tres galerías de prestigio-, se presenta como una "ocasión privilegiada", según Pedro Oliveira, del comité organizador de Arco.Pinharanda señala que su criterio de selección ha sido amplio, con artistas desde los años 60, con objeto de presentar un panorama del arte portugués. "El arte más reciente no está representado por problemas del mercado hacia los más jóvenes. Tampoco es una exposición de tesis".

La galerista española Elba Benítez considera un acierto de esta edición la posibilidad de ver el arte portugués y que se despierte la curiosidad por un país cercano "que no miramos". En su galería trabaja con Fernanda Fragateiro, que también tiene una maqueta de un proyecto para la Expo Lisboa.

Más información

"Creo que los artistas españoles son mucho más conocidos en Portugal que al revés", comenta Manuel de Brito, director de la Galería 111 de Lisboa, la más antigua dedicada al arte actual. En su opinión, la presencia portuguesa contribuirá a dar a conocer "lo que de nuevo hay en nuestro arte, porque todas las galerías se han esforzado para que la representación fuera significativa y de calidad".

Pedro Oliveira, director de la galería del mismo nombre de Oporto, también es optimista en este sentido. "Hay algunas lagunas porque este mismo año han cerrado, debido a la crisis, tres galerías importantes de Lisboa y se echa en falta su presencia en la feria".

Nuevos creadores

En su opinión, Portugal está en un buen momento de creación, ya que además de los artistas consagrados, como Juliáo Sarmento, Pedro Cabrita Reis y Pola Rego, presentes en galerías españolas, "está surgiendo una segunda generación de creadores que con la promoción necesaria podrán situarse sin problemas en el panorama internacional".De las 18 galerías portuguesas invitadas, 10 presentan colectivas con una selección del trabajo de sus artistas y ocho participan en el Proyect Rooms, experiencia que comienza este año y que pretende mostrar el trabajo, generalmente instalaciones, de un solo artista. Nueve de las galerías son de Lisboa, seis trabajan en Oporto y las tres restantes están distribuidas en otras ciudades.

Es el caso de la galería de Madeira Porta 33, que ha optado por presentar el proyecto del artista Ricardo Rigo -nacido en la isla pero que actualmente vive y trabaja en San Francisco-, que ha realizado la instalación El coche del jabón azul. Rigo ha situado sobre una plataforma giratoria una reproducción manual de un triciclo motorizado, realizado con material de desecho encontrado en una de las playas del estuario del Tajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de febrero de 1998.

Lo más visto en...

Top 50