Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bonn envía a Irán a un ex ministro para salvar al alemán condenado a muerte

Bonn / Teherán

El ministro de Exteriores de Alemania, Klaus Kinkel, se encuentra "consternado" por la condena a muerte en Irán de un compatriota, Helmut Hofer, de 56 años, acusado de haber sostenido una relación sexual con una musulmana. Kinkel pidió a las autoridades de Teherán su liberación inmediata. Para acelerar los trámites, el Gobierno de Bonn a decidido enviar al ex ministro de Economía y diputado liberal Jurgen Moellemann, quien partirá hoy mismo hacia Teherán en una visita de cuatro días. "Se trata de una misión de buenos oficios", declaró ayer un portavoz de Exteriores en Bonn.Las autoridades iraníes confirmaron ayer, por primera vez en varios días, la existencia de ese juicio contra Hofer. El Ministerio de Exteriores iraní hizo pública ayer una declaración en la que asegura que el ciudadano alemán "fue juzgado conforme a las leyes y reglamentos judiciales" vigentes en el país, pero omitió un detalle importante: la pena. No se hace mención alguna a la condena a muerte por mantener relaciones con una mujer de religión musulmana. El portavoz iraní dice que, debido a la independencia de los tribunales de Irán, el Gobierno deberá dejar que este asunto "siga su curso", en clara alusión a las dificultades para una mediación.

Esta condena a muerte llega en un pésimo momento para el presidente Mohamed Jatamí y para su política de apertura, pues dificultará las relaciones con Alemania y el resto de la Unión Europea, muy deterioradas en los últimos años tras el caso de Salman Rushdie, el escritor indio nacionalizado británico condenado a muerte por el imam Jomeini por escribir un libro blasfemo, Los versos satánicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de febrero de 1998