Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Sólo por poder mirar al cielo da gusto vivir en Madrid"

Madrileña de 46 años, Montse Ordorica lleva 19 años trabajando de script de cine, que, para entendemos, es esa persona que cuida todos los detalles de una escena para que encaje perfectamente con la que le sigue y la que le precede. Pero no siempre fue así. Antes de conocer un trabajo que, según sus propias palabras, "es diferente cada vez" ejerció varios oficios, entre ellos la producción de doblaje. Como script ha trabajado con directores como Julio Medem, con quien acaba de terminar Los amantes del círculo polar, y Ernesto Tellería, de quien el 12 de diciembre estrena Suerte.Pregunta. ¿Qué hace exactamente un script?

Respuesta. Digamos que es la persona que recoge toda la información en rodaje para traspasarla después al montador. Es quien comprueba que todos los planos van colocados en orden para que el montador los pueda pegar con lo que va antes y después. Eso significa estar pendiente, de los objetos, el vestuario de los actores, el diálogo, los movimientos. Un poco lo que acontece en cada plano, que son multitud de cosas.

P. También es la persona que va siempre pegada al director.

R. No puede perder ningún detalle de lo que está pasando.

P. ¿Es ésta una profesión de mujeres?

R. Ahora no tanto, aunque es verdad que se nos conoce como scriptgirls (las chicas del guión) y sí la verdad es que lo somos, porque físicamente somos las que vamos con el guión de un lado a otro. Yo antes pensaba que si había más mujeres es porque somos más atentas, más minuciosas, más detallistas. No sé si tiene que ver con eso o con que el hombre, por una cuestión de educación, ha preferido siempre despuntar, no quedarse en un papel que es considerado segundón, y pasar cuanto antes a ayudante de dirección. Las mujeres quizá tenemos menos espiritu competitivo y nos gusta más el trabajo que hacemos, pero las cosas están empezando a cambiar.

P. ¿Se ha planteado hacer otra cosa dentro del oficio?.

R. No, el mío cada vez me gusta más. Lo que no sé es si se puede ser script con 57 años y correr con una maleta llena de papeles detrás de un director joven. Si me planteara reciclarme, será por eso.

P. ¿Como script ve las ciudades y las gentes de otra manera, tiene deformación profesional?

R. Soy una persona curiosa y me gusta mucho fijarme en todo, pero creo que yo soy script por eso y no al revés. Que mi forma de ser es estar atenta a las cosas y ver hasta dónde pueden dar de sí.

P. ¿Y en ese sentido Madrid le ofrece material?

R. Sí, porque es una ciudad de contrastes en la que hay un poco de todo; que es interesante, bonita y tiene un cielo que, sólo por poder salir a la calle y mirarlo, da gusto vivir aquí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de diciembre de 1997

Más información

  • MONTSE ORDORICA, 'SCRIPT' CINEMATOGRÁFICA